Alpinismo-montaña, Ciclismo, MTB, Noticias, Senderismo, Sponsoring, Trail
twonav estrena cuenta de Instagram

Lo mejor de TwoNav ahora en Instagram

Nos declaramos 100% adictos al outdoor.

Cada vez abrimos más nuestros horizontes en cuanto al deporte al aire libre se refiere, cada vez vivimos más intensas y variadas aventuras, cada vez llegamos a rincones más lejanos e insólitos de la mano de nuestros patrocinados. Estamos en lo más alto del mundo de la MTB, del ciclismo, del trail, de la ultra distancia y del alpinismo. Todo ello nos permite vivir experiencias increíbles y, sobre todo, admirar los paisajes más maravillosos de la Tierra.

Queremos que todos los que nos seguís, también enamorados del outdoor, no os perdáis nada de todo esto. Por ello nos alegra informaros de que…

Lo mejor de TwoNav en imágenes está en Instagram

¡ESTRENAMOS CUENTA DE INSTAGRAM!

A través de ella tendréis acceso a todas nuestras mejores imágenes, disfrutaréis de los cuadros más impresionantes hasta los que nuestros TwoNav han guiado a nuestros embajadores y haréis un poco más vuestras todas sus aventuras. Tampoco olvidaremos compartir lo más novedoso de nuestra marca.

¡Contemplad el outdoor en toda su grandeza desde hoy mismo!

¡SÍGUENOS!

Alpinismo-montaña, Noticias
El ultra Trail Runner Joel Jaile, embajador de TwoNav

Joel Jaile, el amante de lo extremo

Corre carreras que superan los 700 km y en las condiciones más extremas imaginables. No bastándole, crea sus propios desafíos personales, aún más duros, si cabe. No es tarea fácil describir a alguien que encuentra la satisfacción donde otros encontrarían un infierno. Por eso, lo mejor es que sea el mismo Joel Jaile, uno de los mejores ultra trail runners del país y al que TwoNav tiene la satisfacción de acompañar, el que nos hable de él.

 

 ¿Quién es Joel Jaile?

Tengo 32 años, vivo en Bonmatí, Girona, y trabajo en la empresa familiar, Casademont, como responsable del área de ventas. Soy un enamorado de la montaña. Desde hace unos años me dedico a la ultra distancia: he participado en las carreras más largas y extremas del mundo y también he llevado a cabo mis propios retos personales. Me gusta hacer aquello que nunca antes se ha hecho.

 Nómbranos algunas de esas carreras y/o retos.

El año pasado, por ejemplo, gané la Goldsteig Ultrarace, que es la más larga Europa, con 670 km, y quedé 2º en la Yukon Artic Ultra, la más dura y fría del mundo: 730 Km y temperaturas que alcanzaron los 51º bajo cero. Precisamente el próximo de 3 marzo estreno una película documental sobre mi experiencia, durísima pero muy emotiva, en esta carrera. Se podrá ver en los cines Óscar de Girona.La experiencia de Joel Jaile en la Yukon Artic en la gran pantalla

También quedé 1º de mi categoría y 16º de la general en la Tor de Geants, la considerada la carrera de montaña más dura del mundo (he sido finisher en dos ocasiones más) y 2º en el Ultratrail Annapurna-Dolpo, entre otras cosas.

¿Qué te empujó a correr carreras tan bestias?

He vivido la montaña desde muy pequeño. Me atraía desde que tengo uso de razón y nunca me cansaba de caminar por ella, nunca. En cuanto fui lo bastante independiente, las excursiones fueron a más: pasaba, con algunos amigos, hasta dos semanas seguidas perdido en la naturaleza. Estas fueron mis primeras pequeñas aventuras. Siempre combiné esto con deportes de contacto, como el judo (desde muy pequeño) o el kick boxing (de más mayor, hasta que me centré sólo en las carreras).

A los 22 años me dio por probar la bici de montaña, pero tardé poco en ver que, a mí, lo que en realidad me gustaba, era lo que hacía de niño. Y volví a hacerlo, pero corriendo. De esto hace apenas 8 años.

Empecé a competir en trail haciendo una media maratón, la Olla de Núria, luego una maratón, Vall de Congost, y enseguida pasé a la distancia ultra.

 ¡El salto fue rapidísimo!

Sí, la larga distancia, además de ser lo que mejor se me da, es lo que más me recuerda a aquellas aventuras de juventud, las que me despertaron la pasión por la montaña. Supongo que inconscientemente he buscado esa misma sensación, que, llevada a mi edad y mi preparación, y sumada al gusto por la competición que descubrí en esta segunda etapa, desemboca en el ultra trail. Debe de ser por todo ello por lo que mis favoritas son las carreras más largas, más duras y de autosuficiencia.Joel Jaile sirviéndose de su Anima +

¿Qué te aporta actualmente el Ultra Trail? ¿Cuál es esa sensación? Actualizada, claro…

 Vivir la naturaleza desde dentro, formando parte de su juego, aporta algo difícil de explicar con palabras. Encuentro una fuerza y una inspiración que nunca en ningún otro lugar he sentido. Debe de ser por la pureza del aire, del agua y de cada roca que piso, una pureza de la que he aprendido a ser consciente constantemente. Si además añado a este cuadro el hecho de superarme a mí mismo a través de un esfuerzo desorbitado, la experiencia resulta casi mística.

 Has comentado que tus preferidas son las más extremas y de autosuficiencia. Para estas, el tema logístico debe de ser ya todo un reto.

Es muy complicado. Un pequeño fallo en los preparativos puede convertirse en un fracaso total: el abandono de la carrera o el reto, en el mejor de los casos, y poner en peligro la vida de uno, en el peor. Las carreras en las que cuentas con avituallamientos son algo más sencillas. En las que no, además del material adecuado, que debe de estar muy meditado, has de prever la comida y la hidratación –las sales- intentando reducir el peso al mínimo, pero sin cometer el gravísimo error de hacer corto. Eso sí, sabiendo a priori que, en retos del calibre de los que estamos hablando, vas a dormir y a comer muy poco.

Cada carrera, obviamente pide unos preparativos muy distintos. He hecho travesías por el desierto y he corrido en Alaska a 50º bajo cero: no tiene nada que ver lo que me he llevado a una y a la otra.Joel Jaile prefiere las carreras en condiciones de frío extremas

 Hay cosas que tienes que llevar en todas tus aventuras, como un GPS. Y lo sabemos de buena tinta.

Pues un buen GPS forma parte, ni más ni menos, de esa parte del material que te puede salvar la vida. Es simplemente indispensable, por razones obvias. Balizado o no, cualquier circuito en condiciones extremas exige llevar buen GPS que las soporte, en mi caso el Anima y el Ultra, para garantizar la seguridad.

Pero, además, para muchos retos, la preparación previa del recorrido ya es un gran trabajo. Como sabéis, además de las carreras, tengo varios desafíos personales. Este año serán la Transcatalunya, 350 km que unen todas las capitales catalanas corriendo sin paradas (no se ha hecho nunca antes) y la TransHimalaya, 1200 Km en autosuficiencia atravesando el Himalaya de punta a punta. Diseñar la ruta es algo que de estudiar muy bien porque, en gran parte, de ello depende el éxito del reto. Para hacerlo me sirvo del Land. Es un software muy profesional pero de uso bastante intuitivo, ¡me va de lujo! Actualmente estoy estudiando si pasaré por la zona del Nepal o del Tíbet.

 ¿El del Himalaya será tu objetivo principal en 2016?

En cada uno de los retos y carreras que me propongo salgo a dar el máximo de mí mismo, pero sin duda cruzar el Himalaya es uno de los que más ilusión me hace. Hace tiempo que me lo planteaba, pero como es tan enorme y tan difícil de planear, hasta ahora no había tomado forma real. Lo haré en noviembre. A la dificultad que supone la distancia, los 1200km, y la climatología, hay que sumarle el desnivel: ¡haré pasos de más de 6000 m de desnivel positivo!

En cuanto a las carreras, la que más ganas tengo de correr y hacer bien es la Transpyrenea, 900 km non stop que unirán el océano Atlántico con el mar Mediterráneo atravesando toda la cordillera pirenaica. La del 2016 será la 1ª edición y creo sería muy bonito estar ahí desde su nacimiento, porque es una carrera que promete mucho.

¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de entre todas tus aventuras?

Uf, me es prácticamente imposible elegir uno… En cada carrera o reto he vivido situaciones únicas que me han provocado sentimientos muy distintos. De la Transalpine Run, por ejemplo, guardo un recuerdo increíble. Es una carrera de 8 etapas por parejas. La corrí con un buen amigo y disfruté muchísimo del compañerismo que una prueba así despierta.

Otro ejemplo de muy distinta índole es el que viví en el Ultra Trail de Annapurna. Llegamos a 50º bajo cero y pasé dos noches temblando de frío, a 5500m de altura y rozando la temperatura límite de confort. El día siguiente a la segunda noche era mi cumpleaños, y todo empezó a ir mejor. La satisfacción de haber sobrevivido tras pasarlo tan mal, la de haber llegado a mi límite y haberme superado, fue demencial. Nunca he sentido algo igual.Joel Jaile practicando esquí de montaña con su TwoNav Ultra

Te hemos preguntado por el mejor recuerdo e íbamos a preguntarte por el más duro, ¡pero parece que son el mismo! Está claro que para ser ultra trailrunner hay que estar hecho de “otra pasta”… ¡Muchas gracias, Joel!

Alpinismo-montaña, Noticias
Marc Toralles en la cima del Cero Torre

Marc Toralles hace cima en el Cero Torre

El pasado 12 de enero, Marc Toralles y su compañero, Bru Busom , hacían cima en el mítico pico del Cero Torre, situado en pleno hielo continental, en la Patagonia. TwoNav les ha acompañado en este reto babilónico, que si bien no ha sido fácil y hubo un momento en el que, a causa del tiempo, parecía infactible, ha resultado ser todo un éxito. El mismo Marc nos cuenta aquí su aventura en forma de foto-reportaje, para que, pese a que lo que vio con sus propios ojos es imposible de captar con ningún aparato, nos hagamos una idea de la grandiosidad de esta aventura.

“Pasé 45 días instalado en el Chaltén antes de conseguir hacer cima en el Cero Torre. Es más tiempo del que tenía previsto, pero a mí me parece que fue ayer cuando salí rumbo a la Patagonia…

El Chaltén, la meca del alpinismo

El Chaltén, la meca del alpinismo

 

Escalando cerca de El Chaltén

Escalando cerca de El Chaltén

El clima ha sido muy malo durante todo el mes de diciembre, no hemos tenido una ventana de buen tiempo suficientemente larga como para aventurarnos a subir al Cero Torre. Sin embargo hemos podido escalar tres días (los únicos de buen tiempo) y también hemos aprovechado para reconocer el terreno y grabar los tracks de aproximación y regreso a la base del pico, para así, en caso de tormenta, poder regresar.

Marc Toralles en plena ventisca

El mal tiempo dificultó la aventura

 

Marc Toralles grabando la ruta de aproximación a la base del Cero Torre

Grabando la ruta de aproximación a la base del Cero Torre

 

Marc Toralles revisando el Anima+ antes de iniciar una de las escaladas.

Revisando el Anima+ antes de iniciar una escalada.

 

Marc Toralles escalando las fisuras de la aguja Guillaumet

scalando las fisuras de la aguja Guillaumet

Marc Toralles haciendo Vivac en una estreta repisa

Vivac en una estrecha repisa

 

Marc Toralles escalando las fisuras del Cerro Colorado

Escalando las fisuras del Cerro Colorado

 

Marc Toralles en el largo clave de la vía Rubio y Azul a la Medialuna

Largo clave de la vía Rubio y Azul a la Medialuna

 

Marc Toralles admirando el paisaje patagónico desde las alturas

Admirando el paisaje patagónico desde las alturas

Para subir al Cero Torre hemos necesitado 6 días. Dos para llegar a la base del Elmo, donde empiezan realmente las dificultades de la ruta, uno para subir a la cima y regresar al campamento que instalamos debajo del Elmo, otro día para acompañar a un segundo grupo en un intento de hacer cima y dos más para regresar.

Marc Toralles montando el campamento en la base del Elmo

Montando el campamento en la base del Elmo

 

Marc Toralles analizando desniveles con el Anima

Analizando desniveles con mi Anima

 

Marc Toralles en campamento de altura

Un campamento de altura

 

Uno de los amaneceres de los que disfrutó Marc Toralles

Un amanecer espectacular

Las formaciones de hielo por las que transcurre la ruta son únicas en el mundo, nunca habíamos visto nada parecido. Las mayores dificultades se concentran en los últimos 50 metros: el “hongo”. Es una formación de nieve inconsistente muy vertical, donde resulta prácticamente imposible emplazar algún punto de protección para detener una posible caída.

Marc Toralles. Cuevas naturales de la ascensión al Cero Torre

Cuevas Naturales

 

Marc Torallesa punto de entrar en un túnel de hielo

A punto de entrar en en túnel de hielo de que nos llevará a la cima del Cero Torre

 

Marc Toralles dentro de un túnel de hielo

Dentro del túnel de hielo

 

Marc Toralles reposando antes del último y expuesto largo del Cero Torre

Reposo previo al último y expuesto largo del Cero Torre

 

Increíbles formaciones de nieve las que vio Marc Toralles en la cara oeste del cero Torre

Increíbles formaciones en la cara oeste del Cero Torre

 

Marc Toralles escalando el último largo: el "hongo"

El último largo: el “hongo”

Marc Toralles a punto de hacer cima

A punto de hacer cima, en el “hongo”

Han sido unos días de actividad frenética, de dormir y comer poco… Pero el esfuerzo ha merecido la pena: ¡hemos podido pisar la cima del Cerro Torre!

Marc Toralles y sus compañeros en la cima del Cero Torre

¡Cima del Cero Torre!

 

A parte de escalar, hemos conocido a gente muy diversa con motivaciones muy distintas a las nuestras, pero con un objetivo común: la aventura. El Chaltén es un lugar increíble, donde, a parte de escalar, podemos realizar impresionantes trekkings, travesías por el hielo continental y mucho más. Lo recomiendo, y mucho, a cualquier amante de la naturaleza.

 

Marc Toralles en la cara este del Cero Torre: de vuelta al Chaltén

Cara este del Cero Torre: de vuelta al Chaltén

 

Marc Toralles rapelando con una vista espectacular al fondo

Rapelando con una vista espectacular al fondo

Quiero dar las gracias a la gente de TwoNav por el material, el soporte y la implicación en este proyecto. Hemos podido testar sus productos en situaciones extremas y ¡no nos han defraudado! Ahora ya pensando en próximos proyectos…”

Será todo un placer acompañar a este gran aventurero en sus proyectos venideros, que esperamos sean igual de espectaculares. Le agradecemos que nos haya dado de la posibilidad de disfrutar de paisajes así, aunque sea a través de una cámara, y que haya confiado en nosotros para un reto de tan alta dificultad. Y, sobre todo: ¡enhorabuena, Marc!

Alpinismo-montaña, Ciclismo, Noticias, Productos, Senderismo
En montaña es importante llevar un GPS para total seguridad

El GPS, una herramienta de seguridad imprescindible para la actividad outdoor

Prácticamente todo deportista outdoor cuenta con un GPS, y, el que no, suele ser por falta de conocimiento en cuanto a la importancia del mismo para su propia seguridad. Para echar un poco de luz sobre el asunto, hemos querido hoy comparar la utilidad de un dispositivos GPS con la del tradicional mapa y brújula y también con una corriente tan nueva como arriesgada: la navegación con smartphone.

Por qué necesito un GPS

Los completísimos dispositivos GPS que existen actualmente en el mercado permiten una infinidad de funciones muy útiles para deportistas de todo nivel y tanto en entrenamientos como en competiciones. De hecho, están sustituyendo a pulsómetros, cuentakilómetros, cadenciómetros, etc., porque ofrecen todas estas mismas competencias en un solo aparato, como hace nuestro Anima+ o el Ultra.

Pero la función básica de un GPS, la tradicional, es aportarnos SEGURIDAD y LIBERTAD PARA DESCUBRIR, porque nos permite saber con precisión en qué punto geográfico nos encontramos y ver hacia dónde nos dirigimos. A lo largo de la historia, los métodos de orientación, siempre una preocupación principal, han sido muchos y muy variados, pero el salto del mapa y brújula, tantos siglos a la cabeza, al GPS ha sido enorme.

Mapa y brújula, superados pero nunca obsoletos

Desde luego, las ventajas que ofrece un GPS respecto a mapa y brújula son grandes y muy conocidas.

Es importante llevar mapa y brújula además de GPS

  • Un GPS nos permite saber con exactitud nuestra posición (nuestras coordenadas). Con un mapa tradicional, puede ser muy complicado si ya nos hemos desorientado, aunque, por supuesto y siempre acompañado de la brújula, nos evitará movernos en círculo para ir en una dirección concreta.
  • Un GPS permite seguir un track ya grabado, por nosotros mismos o por un tercero y que hayamos descargado, de forma muy ágil, sencilla y segura (el Anima+, por ejemplo, el cual podemos programar para que pite en caso de desviarnos de la ruta los metros de nuestra elección). Esto nos permitirá enfocar toda nuestra atención en otra cosa, desde disfrutar el paisaje hasta concentrarnos en otros aspectos relacionados con la seguridad en zonas difíciles. Y además, podremos saber cuántos kilómetros, tiempo aproximado y desnivel nos quedan hasta nuestro destino.
  • En situaciones de poca visibilidad (porque es de noche, por niebla, por ventisca…) el GPS es vital, porque nos permite ver nuestra posición sobre el mapa gracias a la retroiluminación y guiarnos sin dificultad. Teniendo en cuenta que la climatología es muchas veces imprevisible, el GPS es imprescindible para cualquier amante del outdoor.
  • En caso hacer una salida libre –sin seguir un track- con un GPS, siempre podemos volver sobre nuestros pasos sin ninguna dificultad si surge cualquier problema, porque nuestro trayecto se habrá grabado con exactitud.

Pero no hay que olvidar algo: todo buen aventurero, además del GPS, siempre lleva con él brújula y mapa tradicional. Por más fiable y de más calidad que sea el dispositivo, no deja de ser una tecnología, y, como todas, no está 100 % libre de un posible fallo o avería. No tiene por qué ocurrir, pero en temas de seguridad, siempre hay que contemplar todas las posibilidades.

GPS vs Smartphone

Actualmente navegar con un smartphone es algo muy habitual, demasiado, teniendo en cuenta el desconocimiento que hay en torno a los inconvenientes que esto presenta y que pueden poner en peligro nuestra integridad. TwoNav también cuenta con una aplicación para el móvil, pero nos será muy útil sólo si nuestra actividad es escasa y poco exigente. Sin embrago, las ventajas con las que cuenta un GPS respecto a cualquier Smartphone lo hacen imprescindible para la mayoría de actividades outdoor.balanza smartphone gps

Visible bajo el sol: Las pantallas de los GPS de calidad, como los TwoNav, son las llamadas transflectivas, es decir, que aprovechan la luz del sol para una mejor visibilidad. Al contrario de lo que ocurre con la pantalla de un móvil, como más expuesta esté al sol, mejor la veremos.

Resistencia: Los GPS deben de ser, obviamente, a prueba de golpes, de polvo y de agua y resistir a temperaturas extremas (nuestros TwoNav garantizan  hasta – 30º). Ni el más resistente de los smartphones está preparado para las actividades outdoor de cierta dificultad.

Autonomía: Es un factor determinante. La navegación consume mucha energía, por lo que un móvil no podrá funcionar sin recarga más de 3 o 4 horas seguidas. Un GPS, dependiendo del modelo y del uso que se haga de él, puede estar en funcionamiento entre 6 y 20 horas seguidas. Además, existe el riesgo de que, si usamos el móvil para guiarnos y acabamos con la batería, no tengamos la posibilidad ni de orientarnos ni de llamar.

Pantalla: la pantalla táctil no es capacitiva, como la de los móviles, sino que es resistiva. Esto hace que funcione a la perfección aunque se moje o aunque esté cubierta de polvo. Y además, se puede usar con guantes –básico para ciclistas-.

Señal: Los receptores que incluyen la mayoría de GPS son más sensibles y permiten conectarse a un mayor número de satélites. De este modo, la señal que recibe el dispositivo es más rápida, fluida y precisa. Bien hay que decir que actualmente existen modelos de Smartphone con receptores de calidad que permiten una navegación aceptable.

 

Alpinismo-montaña, MTB, Noticias, Sponsoring

En 2016, TwoNav con el Buff MTB Pro Team de nuevo

Con el Buff MTB Pro Team no existe el aburrimiento. Así lo ha demostrado este 2015, en la que ha sido para los componentes una temporada estelar, llena de grandes retos y excelentes resultados. Ya lo tienen todo listo para la entrada en 2016. Un año más buscarán dar lo máximo en las carreras de mountain bike por etapas más exigentes y con mayor prestigio del mundo, siempre acompañados de su Anima+. Y es que TwoNav no ha querido perder la oportunidad de seguir apoyando a este gran equipo.

Los componentes del Buff MTB Pro Team

El equipo de este año sigue con Pau Zamora a la cabeza, haciendo las veces de corredor y team manager de la estructura, apoyado por dos bikers de reconocido prestigio como son Joan Llordella y Antonio Ortiz y que ya estaban enrolados en el proyecto en temporadas anteriores. A ellos se les une un cuarto componente, Adrià Noguera, el más joven de la escuadra pero con una larga trayectoria deportiva con resultados de nivel en carreras de XCO y maratón. “Tener compañeros con los que hay sintonía y con los que te entiendes bien es básico en carreras que se hacen en equipos de dos y donde se pedalea muchas horas juntos, pasando momentos muy complicados en ocasiones. La confianza en tu compañero es tan importante como la confianza en tu material”, explica Pau.

El Buff MTB Pro Team y su material de confianza

El equipo contará con los GPS Anima+ durante toda la temporadaEn gran parte de las carreras en las que van a participar el uso de un GPS es ya es obligatorio y, por su puesto, en todas, recomendado. Además, dado que gran parte del calendario es internacional y el equipo suele llegar a la zona varios días antes, nuestros dispositivos les serán de gran utilidad para poder entrenar por el lugar.  Las bicicletas también son un elemento importantísimo y este 2016 trae novedades en ese aspecto: serán de la marca BH, una firma “que encaja perfectamente con el nivel de exigencia de las competiciones en las que tomamos parte”.

Un calendario apasionante

El Buff MTB Pro Team empezará su andadura en la TransAndes Challenge (Chile) y continuará con otras dos carreras de primer nivel como son la Cape Epic (Sudáfrica) y la Andalucía Bike Race (España). Eso sí, esos son sólo primeros objetivos de un amplio calendario que les llevará por todo el planeta.

Desde TwoNav agradecemos la confianza depositada en nosotros y anhelamos el arranque de una nueva temporada que pinta espectacular.

Alpinismo-montaña, Esquí, Noticias

El Club d’Esquí La Pobla de Segur

La Pobla de Segur es un pueblo leridano de apenas 3000 habitantes pero cuyo club de esquí cuenta con 1300 socios. Esta sorprendente estadística viene dada en gran parte por la inmensa afición a la montaña de sus habitantes, gracias seguramente a su situación privilegiada: en el Pallars Jussà (Prepirineo) el contacto con la más pura naturaleza es simplemente imperativo. Pero también viene dada por el saber hacer de un club movido por gente apasionada y amante de los grandes retos, el cual atrae a gente de toda la comarca. Os presentamos el Club d’Esquí La Pobla de Segur.

Fundación del Club d’Esquí La Pobla de Segur

El Club de Esquí La Pobla de Segur se fundó en 1971 gracias a la iniciativa de un grupo de personas del pueblo aficionadas al esquí alpino. Por aquel entonces iban a Llessui, unas antiguas pistas que cerraron hace ya más de 20 años. Con el cierre, el club sufrió un pequeño parón que, en realidad, sirvió para volver con más ganas y proyectos que nunca, en 1990: siguieron proponiendo salidas de esquí alpino pero reforzaron la oferta con cursos de tecnificación, tanto para niños como para adultos. Y es que el objetivo que el club se fijó era formar esquiadores cumplidos y, sobre todo, ayudar a aquella juventud que por un motivo u otro no habría podido esquiar sin la existencia de una entidad de este cariz.

Nacimiento de la sección de esquí de montaña

En paralelo y dentro del mismo club fue tomando forma un nuevo grupo más aficionado al esquí de montaña. Y las dos secciones ya crecieron de la mano, imparables. El soñar a lo grande que caracterizaba a los fundadores del club en su segunda etapa, la más ambiciosa, se contagió a unos socios que “se apuntaban a un bombardeo”. Año tras año, salían autocares que abandonaban el Pirineo para llevarlos a descubrir juntos las estaciones de esquí más emblemáticas de los Alpes.

El senderismo y el trail running llegan al Club d’Esquí La Pobla de Segur

Así, poco a poco, el Club d’Esquí La Pobla de Segur se fue estableciendo como la sede social del pueblo. El cese de la nieve con el buen tiempo no afectaba a las ganas de montaña de la gente de la región, pero claro, querían seguir compartiéndola, como ocurría en invierno. De esta forma tan tímida surgió una tercera sección ahora potentísima: la sección de montaña. Lejos de dedicarse solamente al excursionismo, siguió la línea del club de apuntar alto y se involucró en la organización de grandes eventos. Hoy se centra básicamente en el trail running y propone importantes carreras, una de ellas puntuable para la Copa de España de Carreras Verticales.

Principales eventos oficiales organizados por el Clud d’Esquí La Pobla de Segur

Eventos de invierno:

“La vertical Ski-Pallars”: Es el Campeonato de España de Cronoescalada de Esquí de Montaña, puntuable para la Copa FGC. El año pasado, como novedad, también organizaron el I Campeonato de España de Sprint, una nueva modalidad muy muy acogida por los corredores. Se realiza en febrero.

“Open Vall Fosca”: Una de las mas más exitosas pruebas de la región. El Open Vall Fosca es una competición por equipos de dos personas y está abierta a todos los montañeros: a los esquiadores y a los atletas, a los que quieren luchar por los primeros puestos y a los que solamente quieren realizar el itinerario propuesto y disfrutar del entorno incomparable de este valle del Pirineo, la nieve, el buen ambiente y el esquí-alpinismo. A finales de febrero se celebrará la XIV edición.

Eventos de verano:

“El Camí de Les Trinxeres”: Una carrera/caminada popular que organizan juntos a los Ayuntamientos de la Conca de Dalt y de La Pobla de Segur. Se celebra el 23 de mayo, coincidiendo con el 77o aniversario de los ataques a la montaña de Sant Corneli, que tuvieron lugar en 1938. Este año será la 6ª edición. Cuenta con dos recorridos, unos de 17km y 1100 metros positivos y otro, más fácil, de 8km y 200 metros positivos (este último se trata de una caminada y visita guiada a puntos de interés histórico).

“Correpallars”: Es la liga del Pallars de carreras de montaña, un proyecto común de los  de algunos organizadores de diferentes de la región con la colaboración de los ayuntamientos, la Diputación de Lérida y los Consejos Comarcales del Pallars. Este proyecto deportivo cultural se puso en marcha en 2012 y hoy ya cuenta con 6 carreras para todos los gustos y niveles.

 “La Vertical Cabanera”: la más veraniega, se celebra en julio. Es puntuable para el Campeonato de Catalunya de carreras de montaña. Se trata de la subida al Montsent de Pallars, cima situada en un entorno incomparable. Cuenta con la modalidad carrera (5’22km y 1436 metros positivos), carrera junior (3km y 730 m. positivos) y caminata popular (mismo recorrido que la carrera junior).

TwoNav y el Club d’Esquí La Pobla de Segur

La Pobla de Segur está situado en pleno Prepirineo y sus habitantes son montañeros de larga tradición. Conocen su entorno como las palmas de sus manos y se mueven por los montes como pez en el agua. Esto hace que sea una zona no demasiado asidua al uso de GPS, simplemente por falta de costumbre y, a priori, de necesidad. Pero, como en todos los ámbitos, la seguridad va, afortunadamente, ganando terreno y los GPS son cada vez más utilizados. Las carreras y el auge del trail running han ayudado en este crecimiento.

TwoNav también quiere participar en él y apoyando al Club d’Esquí La Pobla de Segur. El año pasado estuvimos presentes en la Vertical Cabanera, Campeonato de España, sorteando un Anima+ entre los participantes. Este año tenemos intención de seguir colaborando y ampliando este apoyo. Además, tanto la atractiva oferta de carreras como el espectacular entorno en el que se celebran, son irresistibles para amantes de la montaña como nosotros.

Deseamos que este club de “valientes”, que desde el principio ha apostado por los niveles altos, siga creciendo como hasta ahora y siendo fiel a su filosofía. ¡Enhorabuena!

Alpinismo-montaña, Noticias

Rumbo a la Patagonia con Marc Toralles y TwoNav

Marc Toralles vive para, por y de la montaña. Ya es técnico deportivo de alta montaña y está cursando estudios para convertirse en técnico superior, en todo un sherpa. Aunque si, como dicen, la experiencia es un grado, su título lo tiene más que ganado a golpe de aventuras. La próxima será el ascenso al Cerro Torre, un pico insigne de la Patagonia. No es una partida ganada, pero TwoNav hará lo posible para ayudarlo a que, al final, lo sea.

Marc Toralles nació hace 33 años en Sant Cugat del Vallés. Ni su entorno familiar ni el geográfico le encauzaron hacia lo que es hoy su vida, sino que tuvo que ser totalmente independiente antes de descubrir la grandeza de las cimas. Eso ocurrió hace 10 años y sobre dos ruedas: él y su pareja querían hacer un viaje diferente y decidieron cruzar el Pirineo en mountain-bike. La conexión con los altos picos de la cordillera fue mágica, pero la dureza de la aventura considerable, quizás demasiado… Más que un viaje, lo que habían hecho era enfrentarse a un reto deportivo. Creyendo que el problema radicaba en el excesivo desnivel, decidieron atar las alforjas a su bicicleta y recorrer con lo puesto zonas naturales que, aunque lejanas, fueran más accesibles a pedales. Esta idea les llevó a lugares remotos de Islandia, Mongolia o la India, les llevó a acumular unas vivencias únicas, pero resultó ser la primera, la más cercana y además “fallida”, la que había hecho mella en Marc. Había quedado marcado por la pureza de las cumbres pirenaicas.

Tenía que volver a la montaña, a lo más alto, pero en condiciones. Esto fue a sus 25 años. Empezó con un curso de escalada, luego apuntándose a un club y después, viendo que su ambición iba más allá que cualquier propuesta que encontraba, reclutando a compañeros que quisieran seguirlo en su evolución como alpinista. Siempre compaginándolo con la escalada en roca, empezó con corredores de nieve y luego con rampas fáciles, de unos 50º o 60º de desnivel, que aún no pedían escalar. Luego fue incrementando la vertical hasta subir por cascadas de hielo. Cuando ya estuvo curtido, lo unió todo en paredes que implicaran escalada en roca, en nieve y en hielo. Y su entusiasmo seguía creciendo… El error de su primera escapada no fue la montaña, fue el no sentirla con sus propios pies y sus manos. Vuelta a recorrer el mundo, pero ahora sí, como alpinista.

El año pasado viajó a los Alpes con un compañero de afición, Bru Busom. Allí imaginaros una idea grandiosa: viajar a la Patagonia, un lugar referente en su deporte, sobre todo por la climatología adversa, para subir un pico emblemático, el Cero Torre, situado ya en pleno hielo patagónico. La idea pronto dejó de ser idea para pasar a ser plan, y ambos, Marc Toralles y Bru Busom, parten el viernes 20 de noviembre rumbo al continente americano para intentar, con el apoyo de TwoNav, una hazaña memorable.

Van muy preparados, pero el clima tendrá la última palabra. En aquella zona se puede estar un día a 0º centígrados y apenas notar una pequeña brisa y amanecer el siguiente a -20º y vientos de hasta 150 kms/hora. La aventura durará unos 4 o 5 días -deben de recorrer a pie los 40 kms que separan su campamento, situado en el Chaltén, de la base del Cero Torre, hacer cima y volver al campamento- pero prevén pasar allí entre un mes y un mes y medio, porque habrán de esperar una ventana de buen tiempo en las predicciones. Aun así, una predicción no deja de ser eso, sólo una predicción, y en el caso de que se gire una ventisca en contra de lo previsto sus TwoNav les serán vitales. Marc ha recorrido zonas muy remotas para las que la cartografía es muy difícil de conseguir o poco útil –en el hielo patagónico las grietas aparecen aleatoriamente y pueden exigir desvíos enormes-, por lo que está acostumbrado a trazar su propio track sobre ortofotos. Si no osaría emprender la ruta sin sus Twonav es porque, en caso de muy mal tiempo, puede que tengan que abortar el plan y deshacer lo recorrido, pero es común, con la ventisca, no ver a más de un palmo. En este caso extremo su vida podría depender de la posibilidad de deshacer el track ya grabado y en un tiempo ajustado. Cuentan hacer el tramo de aproximación con el Anima y el ascenso con el Ultra, porque será mucho más cómodo llevarlo en la muñeca a la hora de escalar. Obviamente llevarán baterías de repuesto y un pequeño cargador portátil.

Así pues, este gran reto de Marc también supone un reto para nosotros. Le seguiremos minuciosamente para, cuando el WiFi lo permita, seguir transmitiéndole todo nuestro apoyo. Y por supuesto haremos el seguimiento de esta gran aventura a través de nuestras redes sociales. Y es que, Marc, ¡estamos contigo!