Ciclismo, MTB
Jaume Caro, nuestro embajador en la MedXtrem

Jaume Caro, a una semana de la MedXtrem

Hace un tiempo os presentamos a nuestro embajador, Jaume Caro. Hoy os volvemos a hablar de él porque, además de haber subido ya a varios podios en una temporada que promete -y mucho- se enfrentará a su primer gran desafío los próximos 15, 16 y 17 de abril: la MedXtrem. Hemos querido hablar con él para que nos cuente su preparación, sus expectativas y por qué esta carrera forma parte, por tercer año consecutivo, de sus objetivos principales.

¿Cómo ha empezado la nueva temporada?

Mejor imposible, tengo muchas ilusiones puestas en esta temporada. Para empezar, es la primera vez que para estas fechas estoy en un peso óptimo, he bajado bastante desde el año pasado. Además, los resultados que he ido consiguiendo son bastante esperanzadores: quedé 2º del circuito BMW de Girona, que constaba de 5 pruebas -en dos de ellas subí a podio-, y este pasado fin de semana quedé 9º M30 de la Copa Catalana Marathon Extrem Gavarreres. Esto me ha permitido tomar la temperatura de mi preparación de cara a mi primer gran objetivo del año: la MedXtrem. ¡Y es muy buena!

¿Cómo has preparado esta prueba?

Entrenando mucho en carretera. No es una prueba demasiado técnica pero sí muy muy exigente, pide mucho fondo. Hay que hacer muchos kilómetros para superar con garantías los tres días de la prueba, en los que se recorren más de 300km y cuyos desniveles también son considerables -sólo el primer día se sobrepasan los 4000m+ acumulados-. Y eso es lo que hecho, rodar mucho y, varias veces, tres días seguidos, en una forma de simulacro.

¿Por qué la MedXtrem?

Tengo varios objetivos principales este año, entre ellos, la MedXtrem. Es el tercer año que repito y por un motivo muy sencillo: ¡me lo he pasado siempre muy bien! Me encanta la zona de Castellón por la que transcurre el recorrido, hay muy buen ambiente post etapa y, además, es la disciplina que más me gusta, no sólo por la distancia, sino porque es una prueba de orientación, lo que le aporta un importante plus de aventura que marca diferencia.

¿Qué expectativas tienes puestas en la carrera?

Este año, por primera vez, correré en dúo –siempre la había hecho individual-. Mi amigo y compañero, Francisco López de Gea, ya ha corrido varias por etapas y está muy fuerte, creo que juntos podemos estar fácilmente entre los 5 primeros equipos. Obviamente lucharemos por el podio, pero, ocurra lo que ocurra, pues el factor suerte también es muy importante, mis expectativas estarán cubiertas si me lo paso tan bien como en años anteriores.

¿Cómo te ayuda tu TwoNav Anima+ en este objetivo?

En la MedXtrem no existe ningún tipo de señalización, salvo quizás en las zona peligrosas, por lo que es indispensable llevar un GPS de máxima precisión, como es el Anima+, y, sobre todo, que tenga una gran autonomía, porque las etapas son larguísimas. Para más seguridad saldré o bien con una batería de repuesto o bien con el accesorio para pilas AA, pues nunca está de más. A nivel de entrenamientos también me está siendo muy útil, pues soy un usuario habitual de Strava y me sirve para hacer comparativas de datos. Utilizo todos los sensores –cadencia, pulsaciones, velocidad- con mi Anima+, así que el registro de datos que me da de cada entrenamiento es muy amplio. ¡Ya la cuerva de progresión que he visto también es muy buena!

Deseamos la mayor de las suertes a Jaume Caro en la MedXtrem. Durante el próximo fin de semana lo seguiremos de cerca y os iremos informando de cómo está afrontando la carrera esta pareja que luchará duro para subir a podio.

 

Ciclismo, MTB

Jaume Caró y Silvia Hurtado, el tándem perfecto del equipo TwoNav

No son profesionales y nunca pretendieron serlo. Jaume Caró y Silvia Hurtado, ciclistas TwoNav, lo tienen muy claro: el deporte les aporta aventuras, diversión, salud y, además en su caso, un punto de unión que solidifica la relación familiar, pues son pareja deportiva y sentimental. No le pueden pedir más. Los notables resultados son sólo un plus que, aunque valoran, no les preocupa ni lo más mínimo.

Apenas hay deporte outdoor que, entre los dos, no hayan tocado. Jaume empezó algo más tarde que Silvia, porque, al criarse en una familia no demasiado vinculada a este mundo, se tuvo que hacer solo como deportista, y, obviamente, eso exigía alcanzar cierta edad. De muy pequeño probó el BMX y el fútbol, pero se quedó con el segundo, no por una preferencia, simplemente porque era la actividad extraescolar más común y, sobre todo, porque no pedía largos desplazamientos. La bici no volvió a su vida hasta aproximadamente sus 18 años y por azar, o, quién sabe, por destino: un conocido banco le regaló una mountain-bike en aquella época en la que los sorteos de bicicletas todo terreno estaban a la orden del día. A partir de ahí, empezaron los paseos, las pedaladas populares, las tiradas largas…; en resumen, la adicción a la bicicleta de montaña y no sólo a ella: aunque era su actividad principal y favorita, también entró pisando fuerte en el mundo de los raids de aventuras. Gracias a ellos –y a un amigo común- conoció a Silvia. Sabía que ella estaba muy fuerte, sobre todo en bici, y los resultados lo corroboraron: como pareja mixta apenas había podio que se les resistiera, tanto en raids como en duatlón de montaña. Eran un tándem perfecto en el deporte y empezaban a serlo en la vida.

Se encontraron en un punto común cerca de la treintena, pero el recorrido de Silvia hasta entonces había sido muy distinto al de Jaume: ella sí que creció rodeada y educada en el deporte. Probó el tennis, el judo y la natación, se atrevió con la carrera a pie por asfalto y por montaña, compitió en raids y duatlón de montaña, incluso finalizó un half ironman. El destacar nunca estuvo entre sus ambiciones. Como Jaume –y desde entonces con él- lo que siempre ha querido y ha hecho es disfrutar. Como el talento no entiende de intenciones, aun así sus resultados fueron y son más que relevantes: entre otros grandes puestos y marcas, se encuentra en el top ten de la Quebrantahuesos general femenina y terminó 2ª clasificada en la Barcelona-Perpignan-Barcelona. También Jaume, por su lado, ha destacado en carreras tan importantes como la Titan Desert, en la que quedó 16º de la general en 2008, o la Iron Bike, en la que fue séptimo tres años atrás.

Una vez fueron padres, su clara prioridad por la familia hizo que su carrera deportiva tuviera que verse recortada en tiempo y, por tanto, también en diversidad. En contra de lo que imaginaron, esto no perjudicó a los resultados, que hoy siguen siendo más que destacables gracias quizás a esta obligada especialización. Ambos han elegido categóricamente la bicicleta, pero mientras que Jaume tiene un claro favoritismo por las carreras de orientación en mountan-bike, Silvia se ha decantado por el cicloturismo.

TwoNav hemos acompañado a estos grandes deportistas durante la temporada que ahora toca a su fin y nos aseguran que hemos sido de gran ayuda. Por un lado, en competición, la “fiabilidad y precisión de los tracks y mapas de nuestros Anima+ y, especialmente, la duración de la batería, nos ha aportado la seguridad y la tranquilidad necesaria para centrarnos en la carrera”, asegura Silvia. Pero sus Anima+ también les son unos aliado en los entrenamientos gracias, en parte, a la tecnología ANT+: “podemos controlar distancias, altitudes, cadencia, frecuencia cardíaca, recorridos y comparar con otros entrenamientos similares para evaluar el nivel de preparación”.

Esta aportación es recíproca: además de los muy buenos resultados que han ido obteniendo este año, ofrecen a TwoNav una valor añadido: unos humildes principios que nos enorgullecen, una forma de entender el deporte con la que no podemos más que coincidir y que nos resumen perfectamente en esta frase: “Más que retos deportivos, lo que queremos vivir son aventuras”. Por eso volveremos a estar con ellos este año y por eso estamos seguros que seguirán dando mucho que hablar. Los seguiremos de cerca en un calendario extenso, variado y “sin manías”, basado más en la belleza de la carrera que en caché. Porque siendo así, seguro que acumularán interesantes vivencias que nos inspirarán a todos.

¡Mucha suerte a los dos para la temporada 2016!