Noticias, Trail
joel-jaile

El documental sobre la victoria de Joel Jaile en la Goldsteig Projekt500

Estamos de aniversario. Justo hoy se cumplen dos años de una de las más grandes victorias de nuestro embajador Joel Jaile: la de la Goldsteig Projekt 500. Hemos querido celebrarlo compartiendo con vosotros este espectacular documental que en su día grabó Xavi Riera y su equipo y que recoge las vivencias tanto de Joel como de nuestro también embajador y participante, Eugeni Roselló.

Joel Jaile

Eugeni Roselló y Joel Jaile fueron dos de los 55 afortunados corredores invitados a tomar la salida en la primera edición de la Goldsteig Projekt500, celebrada en Alemania. Estamos hablando del entonces ultra trail más largo de Europa, con 661 km y 18160 metros de desnivel positivo acumulado y en total auto suficiencia. Una aventura babilónica.

Joel y Eugeni marcaron el ritmo desde el primer kilómetro. Ambos salían de distintas lesiones, lo que hizo la carrera aún más épica. Ampollas, rozaduras y dolores varios les acompañaron durante los primeros kilómetros, como es común en este tipo de pruebas. Lo paradójico es que, a medida que avanzaban los días, su estado físico iba mejorando. Sin embargo hubo un contratiempo que marcó un antes y un después para los dos corredores. Si quieres ver cómo acaba esta increíble aventura, ponte cómodo, dale al play y disfruta:

Noticias, Trail
Joel Jaile termina la Transpyrénéa

Joel Jaile, un héroe en la Transpyrénéa

“Todo depende de cómo vayamos solventando los problemas que surjan, porque surgirán, y muchos…” Ya lo decía Joel Jaile, flamante 14º clasificado en la Transpyrénéa 2016, antes de que empezara la carrera: para bien o para mal, en este tipo de pruebas las cosas prácticamente nunca salen como se han planeado y toca improvisar. Eso es lo que hicieron nuestros grandes protagonistas del evento, el mismo Joel y Eugeni Roselló, y, aunque Eugeni arrastra la tristeza de la dura decisión que no le quedó más remedio que tomar, para nosotros, ambos son héroes y han demostrado una fortaleza mental al alcance de pocos. Esta semana os contamos la experiencia de Joel; la que viene, la de Eugeni.

El dificilísimo inicio de la Transpyrénéa para Joel Jaile

Confesó que era la carrera que sentía que llevaba preparando toda la vida. Se sabía fuerte y salió a por la victoria desde el km.1, pero, como había vaticinado, el problema surgió… Fue en cabeza hasta el km.25 y, entonces, empezó a tener fuertes problemas estomacales que, si bien llevaba arrastrando días, parecían solventados, pero no… Quizás el sofocante calor contribuyó a que reaparecieran y con más fuerza, no lo sabemos, el caso es que le impidieron comer para reponer fuerzas, le impidieron respirar bien  y lo sumieron en la debilidad. Tanto en el CP1  (km.34) como en el CP2 (km.41) tuvo que hacer largas paradas en las que, para colmo, no pudo apenas comer. ¡Y le quedaban más de 900 km por delante! Si bien al terminar confesó que el abandono se le pasó por la cabeza, lógicamente, en el momento mismo sólo nos llegó un mensaje en el que decía que iba en modo “adventure survivor” (acompañado de una sonrisa) y que tenía que recargar baterías porque “¡vamos muy lejos!”.

Joel Jaile inicia la Transpyrénéa

La gran mejora

No fue hasta el CP4 (km.93) cuando la cosa pareció mejorar realmente, y en el CP5 ya estaba prácticamente recuperado al 100%. Había ido adelantando posiciones progresivamente y, a partir del CP6 sólo podía ir aún mejor, porque empezaba la alta montaña, su fuerte. Eso sí, las tormentas hicieron aparición y, además de acusar el frío, estuvo a punto de tirar los bastones a causa de los rayos. En el Km.235 nos informó que estaba disfrutando como un niño, porque estaba en su terreno, y que, aunque tenía la espalda un poco tocada por cargar la mochila de 10kg y por dormir en el suelo, iba súper bien de piernas.

Joel Jaile mejora en la Transpyrénéa

La foto del CP8 (abajo) lo dice todo: ¡energía a tope! También un buen encuentro, un compañero sueco, Jonas, junto al que corrió a buen ritmo durante bastantes kilómetros y que entró por la puerta grande en la categoría de amigo. Unos kilómetros más tarde, además, recibiría la compañía de su pareja, que le aportó un chute de motivación.

Aunque desde el problema inicial había decidido tomarse la carrera con calma para, ante todo, poder terminar, las fuerzas iban irremediablemente a más y, al CP13 (km.463), ¡ya llegó en la posición 21! Hay que decir que dio lo máximo ese día porque le afectó mucho enterarse del abandono de Eugeni, y quiso llegar a  tiempo para ofrecerle a su gran amigo todo el ánimo del mundo, pero no llegó a tiempo…

 Joel Jaile en el CP8 de la Transpyrénéa

Pequeños percances en la recta final de la Transpyrénéa

La aventura continuaba y las fuerzas respondían. Pequeños percances, como un desprendimiento de rocas que le hizo recorrer 9km de más o el que tuvieran que recortar su etapa favorita, pero sin más gravedad. Y así siguió kilómetros y más kilómetros, con la energía por las nubes y disfrutando como un loco; eso sí, sorprendido con los grandes desniveles del recorrido. En el tercer Punto de Vida (Km.678) y ya en 12ª posición, la carrera se suspendió temporalmente por tormenta eléctrica, pero al poco volvió a arrancar, y los corredores tuvieron que enfrentarse a las fuertes lluvias y a terrenos embarrados y difíciles. Por suerte, no hubo percances, aunque sí que, algo más lejos, en el CP20, las piernas de Joel dieron signos de fatiga, ¡nada que fuera a afectarle en la recta final!

Algunos percances en el final de la Transpyrénéa

El heroico final y la bonita conclusión de Joel Jaile sobre la Transpyrénéa

Tras 13 días y veinte bastantes horas, Joel Jaile cruzaba heroico la línea de meta, cumpliendo un sueño y dejando este emotivo mensaje: “Vuelvo a casa con la mochila llena de grandes aventuras. Nada más empezar tuve serios problemas y pensé en retirarme, pero, tras un largo descanso y viendo que mi salud no corría peligro, decidí continuar. Salí desde muy atrás y, por primera vez en mi vida, preocupándome por los tiempos de corte, y fue precisamente eso lo que me permitió conocer a grandes personas de las que he aprendido mucho, personas del Líbano, de Estados Unidos, de Sudáfrica, Argentina, Australia, Singapur, Suecia, Portugal… Hay gente para todo, es cierto, pero en general las personas de este mundillo son simplemente geniales.”

Agradecimiento de Joel Jaile sobre la Transpyrénéa

He vivido mil y un estados de ánimo, un mezcla de incontables sentimientos que me han hecho sentir muy vivo. Ahora necesito reposar y asimilar todo lo vivido, que es mucho. Vuelvo a la realidad, pero dentro mío sigo llevando a aquel niño que cantaba: ‘yo, de pequeño, quería ser aventurero!’”

 

Alpinismo-montaña, Noticias, Trail
Nuestros embajadores Joel Jaile y Eugeni Roselló se enfrentarán a la TransPyrenea

Joel Jaile y Eugeni Roselló se enfrentan a la TransPyrenea

El próximo 19 de julio arrancará una prueba que se desmarca de todo lo conocido y, nos atrevemos a decir, de todo lo imaginable: la TransPyrenea, una travesía de 898km non-stop y en autosuficiencia. Casi nada. Nuestros embajadores Eugeni Roselló y Joel Jaile estarán dentro de los 300 valientes que se enfrentarán a este desafío extremo, y estamos seguros de que también estarán entre los aproximadamente 10 que lo terminen. Nosotros os presentamos la prueba y ellos mismos os cuentan sus sensaciones:

¿En qué consiste la TransPyrenea?

Pues una prueba de trail cuyo recorrido atraviesa la totalidad del Pirineo, del mar cantábrico al mediterráneo, por el lado francés. Son 305 los inscritos venidos de 40 países diferentes, pero se calcula que la terminarán sólo de 10 a 25, debido a su gran dureza: 898km con un desnivel positivo acumulado de 53.000 metros. Empieza el 19 julio y los primeros tardarán unos 11 días en completarla. La del 2016 será la primera edición.Joel Jaile y Eugeni Roselló, dos embajadores de TwoNav en la TransPyrenea

La TransPyrenea, una prueba diferente a todo lo conocido

La TransPyrenea no es un Ultra Trail. Podríamos encasillarla en la categoría si no entendiéramos su filosofía, pero poco hemos de profundizar para darnos cuenta de que va un paso más allá. La organización, lo que en realidad pretende es crear un nuevo concepto de aventura en el que se unan tres diferentes valores: el de la competición, el de la montaña y, atención, el del peregrinaje.  Y lo hace con maestría:

  • La distancia, mucho mayor que la de cualquier Ultra Trail, convierte a la TransPyrenea en una experiencia vital, casi de purificación. Esto, sin ir más lejos, es lo que buscaban los antiguos peregrinos con sus largas y solitarias travesías. Estamos seguros que aquellos participantes que consigan completar los 898km que separan el cantábrico del mediterráneo (el GR10), sentirán no ser los mismos que cuando tomaron la línea de salida.
  • El balizaje será el ya existente en el propio GR. El respeto de la naturaleza es fundamental para la organización. El paso de la prueba por el Pirineo francés no debe causar ni el más mínimo impacto sobre el medio. Por supuesto, cada participante saldrá con su propio GPS, porque el balizaje debe de servir simplemente como apoyo. Tanto Eugeni como Joel saldrán con dos Anima+ cada uno, por si surgiera algún problema.
  • La autosuficiencia se lleva a su máximo. El alimento que los participantes lleven encima en el momento de la salida tiene que cubrir un mínimo de 6000 calorías, realmente muy poco teniendo en cuenta que solamente hay tres Bases Vida y la primera se encuentra a más de 250Km de la salida. En cada una de ellas deberán de cargar 6000 calorías más, 1000 de las cuales forman parte de la reserva, que no debe de tocarse salvo en caso de emergencia.
  • La velocidad mínima que se exige para entrar dentro del control es mucho menor que en un Utra Trail convencional: es de poco más de 2km/h de media. Pero ojo, porque hay que recorrer por lo menos 50km al día. Así, aunque es una prueba competitiva, el espíritu “randonée” tiene un papel importante.
Nuestros embajadores, Joel Jaile y Eugeni Rosselló, a por la TransPyrenea.

Nuestros embajadores Joel Jaile y Eugeni Roselló son realmente amantes de lo extremo, por eso esta primera edición de los TransPyrenea era una cita obligada para ellos.

Eugeni Roselló también utiliza el TwoNav Ultra

EUGENI: Estos últimos tiempos he tenido muchos problemas en los pies. Hace poco y gracias a una resonancia, los médicos detectaron que se debía a que los tengo muy cabos y con mucha garra. Me prepararon unas fundas de silicona que me obligan a estirar los dedos y, la verdad, me están funcionando a la perfección. Quizás esto me haya atrasado un poco la preparación, pero por otro lado salgo tan motivado y con tantas ganas que lo primero no será un problema.

Mi gran amigo Joel Jaile también correrá. Si coincidimos, seguro que haremos algún tramo juntos, pero es muy difícil poder hacer al mismo ritmo una carrera tan extrema como esta: cuando uno tiene hambre, el otro quiere dormir, y así.

Hay mucho material obligatorio, saldré aproximadamente con 7kg encima. Llevaré dos Anima+ con el soporte para pilas. Siempre llevo un segundo para más seguridad, por si accidento el primero, por ejemplo.

La TransPyrenea es un sueño para mí.

joel

JOEL: Saldré a luchar por la victoria, pero, por supuesto, todo depende de cómo me encuentre a medida que vayan pasando los días y de cómo vaya solventando los problemas que surjan, porque surgirán, y muchos. En este tipo de carrera nada se puede prever.

Físicamente me encuentro muy bien. La TransCatalunya, que fueron 375km non-stop, fue una muy buena preparación.  A parte de esta, no he hecho grandes carreras este año para no forzar la máquina y llegar a la Transpyrenea al 100% mentalmente, que será la clave para llegar al final.

Tengo la sensación de que esta es la carrera que llevo preparando toda mi vida. Desde niño, cuando cargaba mochilas que eran más grandes que yo, ya soñaba con hacer el GR-10. Hace unos 6 años ya lo intenté, pero un incendio a falta de 100km me impidió acabar. Y ahora tengo una nueva y gran oportunidad.

Desde TwoNav llevaremos a cabo un seguimiento exhaustivo de nuestros dos embajadores en la TransPyrenea. La organización pone a disposición de todos un enlace que permite seguir el reto en directo. ¡La emoción está asegurada! ¡Muchísima suerte, Joel y Eugeni!

Alpinismo-montaña, Noticias
El ultra Trail Runner Joel Jaile, embajador de TwoNav

Joel Jaile, el amante de lo extremo

Corre carreras que superan los 700 km y en las condiciones más extremas imaginables. No bastándole, crea sus propios desafíos personales, aún más duros, si cabe. No es tarea fácil describir a alguien que encuentra la satisfacción donde otros encontrarían un infierno. Por eso, lo mejor es que sea el mismo Joel Jaile, uno de los mejores ultra trail runners del país y al que TwoNav tiene la satisfacción de acompañar, el que nos hable de él.

 

 ¿Quién es Joel Jaile?

Tengo 32 años, vivo en Bonmatí, Girona, y trabajo en la empresa familiar, Casademont, como responsable del área de ventas. Soy un enamorado de la montaña. Desde hace unos años me dedico a la ultra distancia: he participado en las carreras más largas y extremas del mundo y también he llevado a cabo mis propios retos personales. Me gusta hacer aquello que nunca antes se ha hecho.

 Nómbranos algunas de esas carreras y/o retos.

El año pasado, por ejemplo, gané la Goldsteig Ultrarace, que es la más larga Europa, con 670 km, y quedé 2º en la Yukon Artic Ultra, la más dura y fría del mundo: 730 Km y temperaturas que alcanzaron los 51º bajo cero. Precisamente el próximo de 3 marzo estreno una película documental sobre mi experiencia, durísima pero muy emotiva, en esta carrera. Se podrá ver en los cines Óscar de Girona.La experiencia de Joel Jaile en la Yukon Artic en la gran pantalla

También quedé 1º de mi categoría y 16º de la general en la Tor de Geants, la considerada la carrera de montaña más dura del mundo (he sido finisher en dos ocasiones más) y 2º en el Ultratrail Annapurna-Dolpo, entre otras cosas.

¿Qué te empujó a correr carreras tan bestias?

He vivido la montaña desde muy pequeño. Me atraía desde que tengo uso de razón y nunca me cansaba de caminar por ella, nunca. En cuanto fui lo bastante independiente, las excursiones fueron a más: pasaba, con algunos amigos, hasta dos semanas seguidas perdido en la naturaleza. Estas fueron mis primeras pequeñas aventuras. Siempre combiné esto con deportes de contacto, como el judo (desde muy pequeño) o el kick boxing (de más mayor, hasta que me centré sólo en las carreras).

A los 22 años me dio por probar la bici de montaña, pero tardé poco en ver que, a mí, lo que en realidad me gustaba, era lo que hacía de niño. Y volví a hacerlo, pero corriendo. De esto hace apenas 8 años.

Empecé a competir en trail haciendo una media maratón, la Olla de Núria, luego una maratón, Vall de Congost, y enseguida pasé a la distancia ultra.

 ¡El salto fue rapidísimo!

Sí, la larga distancia, además de ser lo que mejor se me da, es lo que más me recuerda a aquellas aventuras de juventud, las que me despertaron la pasión por la montaña. Supongo que inconscientemente he buscado esa misma sensación, que, llevada a mi edad y mi preparación, y sumada al gusto por la competición que descubrí en esta segunda etapa, desemboca en el ultra trail. Debe de ser por todo ello por lo que mis favoritas son las carreras más largas, más duras y de autosuficiencia.Joel Jaile sirviéndose de su Anima +

¿Qué te aporta actualmente el Ultra Trail? ¿Cuál es esa sensación? Actualizada, claro…

 Vivir la naturaleza desde dentro, formando parte de su juego, aporta algo difícil de explicar con palabras. Encuentro una fuerza y una inspiración que nunca en ningún otro lugar he sentido. Debe de ser por la pureza del aire, del agua y de cada roca que piso, una pureza de la que he aprendido a ser consciente constantemente. Si además añado a este cuadro el hecho de superarme a mí mismo a través de un esfuerzo desorbitado, la experiencia resulta casi mística.

 Has comentado que tus preferidas son las más extremas y de autosuficiencia. Para estas, el tema logístico debe de ser ya todo un reto.

Es muy complicado. Un pequeño fallo en los preparativos puede convertirse en un fracaso total: el abandono de la carrera o el reto, en el mejor de los casos, y poner en peligro la vida de uno, en el peor. Las carreras en las que cuentas con avituallamientos son algo más sencillas. En las que no, además del material adecuado, que debe de estar muy meditado, has de prever la comida y la hidratación –las sales- intentando reducir el peso al mínimo, pero sin cometer el gravísimo error de hacer corto. Eso sí, sabiendo a priori que, en retos del calibre de los que estamos hablando, vas a dormir y a comer muy poco.

Cada carrera, obviamente pide unos preparativos muy distintos. He hecho travesías por el desierto y he corrido en Alaska a 50º bajo cero: no tiene nada que ver lo que me he llevado a una y a la otra.Joel Jaile prefiere las carreras en condiciones de frío extremas

 Hay cosas que tienes que llevar en todas tus aventuras, como un GPS. Y lo sabemos de buena tinta.

Pues un buen GPS forma parte, ni más ni menos, de esa parte del material que te puede salvar la vida. Es simplemente indispensable, por razones obvias. Balizado o no, cualquier circuito en condiciones extremas exige llevar buen GPS que las soporte, en mi caso el Anima y el Ultra, para garantizar la seguridad.

Pero, además, para muchos retos, la preparación previa del recorrido ya es un gran trabajo. Como sabéis, además de las carreras, tengo varios desafíos personales. Este año serán la Transcatalunya, 350 km que unen todas las capitales catalanas corriendo sin paradas (no se ha hecho nunca antes) y la TransHimalaya, 1200 Km en autosuficiencia atravesando el Himalaya de punta a punta. Diseñar la ruta es algo que de estudiar muy bien porque, en gran parte, de ello depende el éxito del reto. Para hacerlo me sirvo del Land. Es un software muy profesional pero de uso bastante intuitivo, ¡me va de lujo! Actualmente estoy estudiando si pasaré por la zona del Nepal o del Tíbet.

 ¿El del Himalaya será tu objetivo principal en 2016?

En cada uno de los retos y carreras que me propongo salgo a dar el máximo de mí mismo, pero sin duda cruzar el Himalaya es uno de los que más ilusión me hace. Hace tiempo que me lo planteaba, pero como es tan enorme y tan difícil de planear, hasta ahora no había tomado forma real. Lo haré en noviembre. A la dificultad que supone la distancia, los 1200km, y la climatología, hay que sumarle el desnivel: ¡haré pasos de más de 6000 m de desnivel positivo!

En cuanto a las carreras, la que más ganas tengo de correr y hacer bien es la Transpyrenea, 900 km non stop que unirán el océano Atlántico con el mar Mediterráneo atravesando toda la cordillera pirenaica. La del 2016 será la 1ª edición y creo sería muy bonito estar ahí desde su nacimiento, porque es una carrera que promete mucho.

¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de entre todas tus aventuras?

Uf, me es prácticamente imposible elegir uno… En cada carrera o reto he vivido situaciones únicas que me han provocado sentimientos muy distintos. De la Transalpine Run, por ejemplo, guardo un recuerdo increíble. Es una carrera de 8 etapas por parejas. La corrí con un buen amigo y disfruté muchísimo del compañerismo que una prueba así despierta.

Otro ejemplo de muy distinta índole es el que viví en el Ultra Trail de Annapurna. Llegamos a 50º bajo cero y pasé dos noches temblando de frío, a 5500m de altura y rozando la temperatura límite de confort. El día siguiente a la segunda noche era mi cumpleaños, y todo empezó a ir mejor. La satisfacción de haber sobrevivido tras pasarlo tan mal, la de haber llegado a mi límite y haberme superado, fue demencial. Nunca he sentido algo igual.Joel Jaile practicando esquí de montaña con su TwoNav Ultra

Te hemos preguntado por el mejor recuerdo e íbamos a preguntarte por el más duro, ¡pero parece que son el mismo! Está claro que para ser ultra trailrunner hay que estar hecho de “otra pasta”… ¡Muchas gracias, Joel!

Alpinismo-montaña, Senderismo, Sponsoring, Trail

Joel Jaile, el placer de las largas distancias

Joel Jaile Casademont (Bonmatí, Girona, 1983) es un ultrafondista especializado en carreras de larga distancia, un apasionado de la montaña que desde bien jovencito aprendió a amar y respetar la naturaleza.

En los últimos siete años Joel ha participado en las pruebas de resistencia más exigentes del planeta –2º clasificado en la Ultra Trail Anapurna Dolpo de 2011, vencedor en la Ultra Trail Maestrat Extrem de 2010 o su espectacular 2º puesto en la Yukon Arctic Ultra de 2015-. Aun así, Joel tiene muy claro que su principal objetivo no es hacer un gran crono ni la victoria, sino  lograr sus retos y disfrutar de su propia aventura.  Actualmente Joel Jaile tiene en su Anima+ su mejor aliado…

Leer más