Alpinismo-montaña, Senderismo
setas

¡A buscar setas con TwoNav!

Las setas son el producto estrella del otoño. Su variedad y riqueza gastronómica hace que sean muy valoradas en la cocina, y es que son auténticas delicias que ofrecen múltiples posibilidades. Pero no nos engañemos, hay algo que nos gusta aún más que las setas: ir en busca de ellas, porque la experiencia de ir a recolectarlas uno mismo es muy gratificante y relajante, en gran parte por el profundo contacto con la naturaleza que ello conlleva. Pero ojo,  hay que tener en cuenta varias cuestiones antes de lanzarse en esta actividad.

 setas

El mejor momento y lugar para ir a buscar setas

Pasado el calor veraniego y antes de las heladas invernales, las temperaturas se suavizan, se acortan los días y aumenta la humedad ambiental. El otoño favorece el crecimiento de las setas, especialmente cuando hablamos de otoños sin grandes contrastes, pues, si las temperaturas suben mucho durante el día, el crecimiento se ve perjudicado. Normalmente la temporada setera empieza tras los primeros aguaceros que refrescan el ambiente, aunque es necesario que no haya heladas nocturnas ni grandes vientos.

Encinares, hayedos y pinares son espacios naturales muy adecuados para la proliferación de setas. Destacan las zonas prepirenaicas, el País Vasco (especialmente el Parque Natural de Gorbeia y el hayedo de Altube,  y también las zonas de umbría en Galicia ricas en helechos y zarzas. También se encuentran tradicionalmente muchas setas en Soria, La Rioja, los valles de Huesca, la Sierra de Madrid y en algunos parques naturales andaluces, especialmente en Málaga.

setas

Normativa y respeto del entorno

Un aspecto fundamental que debemos tener presente cuando vamos a buscar setas es, obviamente, el respeto por el medio natural. Las setas crecen en plena naturaleza de forma totalmente salvaje y es nuestra responsabilidad cuidar el entorno, respetar las especies vegetales y animales y no alterar el medio. Antes de cortarlas tenemos que plantearnos si hemos identificado bien la seta y si tiene el tamaño necesario para llevárnosla, de lo contrario mejor no tocarla. No hay que remover el suelo ni la hojarasca, y tenemos que evitar arrancarla.

La búsqueda de setas se ha convertido en una actividad muy popular que ha propiciado incluso el llamado turismo micológico. El hecho de las setas sean recurso natural limitado y que su recolecta implique acceder a zonas naturales protegidas provoca que en algunas comarcas sea necesario conseguir un permiso. Estos permisos, en forma de carnet de buscador de setas o de simple autorización, pueden variar tanto en precio como en temporalidad (pases de un día, varios o temporada completa). Se suelen establecer también un máximo de peso autorizado por persona. Con todo ello se pretende regular la actividad en los bosques protegiendo y favoreciendo su desarrollo sostenible.

setas

Equipamiento básico

El equipamiento básico se asemeja al de una excursión corriente por el bosque: buen calzado apto para la zona en la que nos vayamos a mover, ropa cómoda que nos proteja del frío pero sin calentar en exceso e impermeables en caso de lluvia

A esto hay que añadirle dos elementos imprescindibles: la cesta y la navaja o cuchillo. Las setas cogidas hay que transportarlas en una cesta de mimbre, nunca en bolsas de plástico, porque impedirían la transpiración y las echarían a perder. Además, la cesta permite que vayan cayendo las esporas durante el movimiento del caminar con ella.

La utilidad de un GPS cuando vamos a buscar setas

Hemos dejado el elemento estrella del equipamiento para el final. Uno de los principales peligros cuando salimos al monte a buscar setas es perdernos: es muy fácil perder la orientación cuando salimos de los caminos marcados, cuando desconocemos el terreno, cuando las condiciones climáticas son desfavorables (muy común en otoño, por ejemplo con niebla o lluvia) o cuando, simplemente, nuestra atención se enfoca en la búsqueda y se descuidan los puntos de referencia. La solución para no perderse en el monte, es, sin duda alguna,  utilizar un buen GPS preparado para la actividad outdoor.

Pero un GPS nos puede aportar mucho más que seguridad en la actividad setera: nos ayudará a marcar, con extrema precisión, puntos o pequeñas zonas en las que hemos hecho una recolecta importante para poder volver a ellas un tiempo después.

setas

El TwoNav Ultra, la herramienta ideal para la actividad setera

El TwoNav Ultra es el más pequeño y versátil de nuestros dispositivos. Es el GPS más pequeño del mercado capaz de incluir mapas, una peculiaridad única para un GPS de muñeca e imprescindible para ir a buscar setas. A la comodidad de llevarlo a la vista en todo momento debemos añadirle las  9 horas de autonomía que ofrece en modo estándar, y que aseguran salidas sin límite, y su tamaño y su resistencia, que lo hacen ideal para cualquier actividad al aire libre sin que las inclemencias del tiempo supongan un problema.