Noticias
La Unidad Canina de Rescate Rivas

La Unidad Canina de Rescate Rivas (UCR)

No, por una vez no hablaremos de lo estrictamente llamado “deporte”, si bien el rescate exige grandes cualidades físicas y, más aún, psicológicas. Esta vez os hablaremos de la Unidad Canina de Rescate Rivas, formada por David, Rubén, Antonio, Baloo, Kronos y el pequeño Talco. Sin duda es una de las colaboraciones de las que más orgullosos nos sentimos. Hemos hablado con David para que nos presente su asociación y nos hable de su labor. Seguro sabéis que es admirable, pero quizás no imaginéis hasta qué punto.

¿Qué es y quién hay detrás de UCR Rivas?

UCR-Rivas (Unidad Canina de Rescate de Rivas) es una Asociación sin ánimo de lucro destinada a la búsqueda y rescate de personas. Está formada por tres socios de los cuales dos, Rubén y yo mismo, somos los adiestradores y guías caninos.

La idea surgió a raíz de mi pasión por los perros, la cual me llevó, aun sin tener perro, a hacer un curso de adiestramiento a través de la Federación Cinológica Española. Como me gustó tanto y como “soy culo inquieto”, pasé a realizar el curso de Instructor Canino, pero necesitaba llevar un perro. Tuve que pedirle a una amiga que me prestara el suyo, Baloo, al cual yo estaba adiestrando por tener una conducta dominante con otros perros. Resultó tener unas increíbles aptitudes para el rastreo: en una semana Baloo completaba los ejercicios pensados para perros que llevaban meses entrenando. Fue tan bueno el resultado que me planteé incorporarme a alguna Unidad Canina de Rescate. Y ahora Baloo es mi perro de rescate.Unidad Canina de Rescate Rivas

¿Pero las Unidades Caninas no son competencia de la Policía Nacional?

Existen dos tipos de Unidades Caninas: las de Policía, Guardia Civil y Protección Civil (pertenecientes al Estado) pero también Agrupaciones de Voluntarios.

Cuando me interesé por formar parte de una de estas agrupaciones me encontré que siempre me ponían trabas, por lo que decidí crear una Unidad Canina propia. Es aquí cuando Rubén entra en escena. Yo soy director de Deportes de una Cooperativa de viviendas de Rivas y Rubén es uno de los monitores que tenemos contratado, con el cual me llevo fenomenal y tiene un carácter y unas ambiciones e inquietudes muy similares a las mías. Le propuse la idea. No había terminado de formularla cuando ya estaba dando saltos de emoción. Como nos hacían falta 3 personas para poder formar una asociación, se lo propuse a otro gran amigo, mi compañero de montaña, Antonio Rojas, el cual tampoco dudó ni un momento en echarnos una mano.

Y así nació la Unidad Canina de Rescate de Rivas, una asociación sin ánimo de lucro que no busca sacar beneficios personales sino poder ayudar a la gente que lo necesite.

Unidad Canina de Rescate Rivas

¿Nos presentáis a vuestros héroes/compañeros/perros?

Ya conocéis la historia de Baloo. Es un pastor alemán de 3 años con increíbles capacidades de rescate. También las tiene Kronos, el perro mestizo (cruce de también pastor alemán) que Rubén adoptó en la protectora, pese a su juventud: tiene sólo año y medio. Y tenemos una pequeña nueva adquisición: nuestro cachorro Talco, un pastor blanco suizo de sólo 3 meses. ¡Será todo un campeón, seguro!

unnamed-5

TwoNav con la Unidad Canina de Rescate Rivas

¿Para poner en funcionamiento una Unidad Canina de Rescate, es suficiente con los perros y los instructores?

Por supuesto que no. Una vez creada tuvimos que comprar uniformes para nosotros y nuestros perros, material de adiestramiento, un seguro de rescate canino, y mucho material más, el cual subvencionamos nosotros mismos en su totalidad. También es importante subrayar que, para poder llevar a cabo nuestra labor lo mejor posible, tenemos que entrenar con nuestros perros a diario, es un trabajo continuo.

¿Cómo os ayuda el TwoNav Ultra?

Primero os quiero hacer un agradecimiento porque TwoNav ha sido la única marca que nos ha ofrecido su producto totalmente gratis, lo cual tiene un gran valor para nosotros, porque no podríamos haberlo adquirido en nuestros inicios.

El Ultra es uno de los GPS más cómodo para nuestra labor, muy ligero y con correa para la muñeca, dejándonos libres las manos para controlar mejor a los perros y el resto de material. Nos ha ido genial, ya que nos permite utilizarlo cuando hacemos rastreos en grandes áreas (campo abierto y montaña): podemos delimitar el área recorrida y ver si el perro se ha concentrado en una zona concreta o si ha habido zonas de un mismo área que nos hemos saltado, en las cuales podremos centrarnos tras este análisis. Y todo esto sin tener que estar sacando el GPS continuamente del bolsillo o de su funda y sin preocuparnos por las inclemencias del tiempo, ya que es resistente al agua. La verdad es que os estaremos siempre agradecidos por haber confiado en nosotros desde el principio.

TwoNav con la Unidad Canina de Rescate Rivas

No hay de qué. Más bien al contrario por hacernos partícipes de tan honorable labor. No imaginábamos (como tanta otra gente, suponemos) que una asociación tan profesional como la vuestra, con toda la preparación que lleva detrás, trabaje de forma voluntaria. ¡Pero mucho menos aún que el material corra también a vuestra cuenta! Vuestro trabajo es más que loable.

Y ahora, ¡contadnos alguna pequeña anécdota relacionada con vuestro trabajo!

Ocurrió durante un entrenamiento oficial organizado por Protección Civil en un pueblo abandonado de Madrid, “el Alamín”, en el que solo estábamos Rubén y yo con Baloo, para hacer unas pruebas antes de un simulacro de terremoto que íbamos a realizar en ese mismo pueblo.

Los entrenamientos consisten en que uno se esconde, sin decirle al otro dónde está, y entonces se le da la orden de búsqueda al perro, para que lo encuentre. Ya habíamos hecho 3 ejercicios con un gran resultado, como es frecuente en Baloo, pero en el cuarto ejercicio, al pasar por una casa derruida, sin techo, Baloo se puso a marcar en una pared, mirando al techo y ladrando (los perros de rescate cuando encuentran a una víctima la forma de dar la señal es ladrando). Parece una tontería, pero, cuando estás tú solo en un pueblo abandonado (abandonado=NO HAY NADIE) y tu perro se pone a ladrar al techo derruido de una casa vieja, te acuerdas de Iker Jiménez. El caso es que no le di importancia e hice que Baloo siguiera con la búsqueda, pero, al poco rato, volvió al mismo sitio, quedándose de nuevo clavado contra la pared y ladrando. “Baloo, ahí NO hay nadie”, le decía como intentado, a la vez, convencerme a mí mismo. Pero él seguía ladrando y me miraba como diciendo: ” ¡Venga, que ya lo he encontrado!” ¡Se repitió la misma situación unas 9 veces! Y a todo esto, Rubén seguía escondido a saber dónde.

Al final, decidí llamarle por teléfono y dejar el ejercicio.  Y nos fuimos, pero con la mosca detrás de la oreja. Al día siguiente teníamos el simulacro y, comentando lo ocurrido con uno de los compañeros de Protección Civil, nos dijo que justo en ese tejado habían estado ellos el día anterior manipulando una viga peligrosa, y que les llevó mucho rato. Al final, solo resultó que había quedado impregnado el olor y es lo que estaba marcando Baloo. ¡O eso espero!

Unidad Canina de Rescate Rivas

Muchísimas gracias, David, por el tiempo que nos has dedicado, y a la Unidad Canina de Rescate Rivas por la gran labor que habéis puesto en marcha. Os deseamos mucho éxito, un éxito que en vuestro proyecto equivale a nada menos que a vidas. Se dice pronto. 

Concursos
Sorteo de un TwoNav Ultra

¡Javier Castro es el ganador del TwoNav Ultra!

Que no se diga que este premio no ha caído en manos de quién más lo necesita… ¡Enhorabuena, Javier Castro! A partir de ahora se te dará mejor elegir tus rutas, porque acabas de ganar un TwoNav Ultra, el más pequeño y versátil de nuestros dispositivos. Desde ahora llevarás la tecnología más avanzada en tu muñeca y, además, todos los mapas que necesites. ¡Disfrútalo!

ganador

Y al resto de concursantes os queremos agradecer enormemente vuestra participación y deciros que nos ha encantado ver las fotos de vuestras vacaciones. ¡Aquí las tenéis!

14317451_10154511247609530_152853934835929334_n

14233148_1139699369410320_493857202381103350_n

14203197_10210932129358081_4840946981349972385_n

14184496_10205080276806566_5735948981579840080_n

Concursos
Sorteo de un TwoNav Ultra

Gana un TwoNav Ultra gracias a tus fotos de la vacaciones

Mountain-bike, ciclismo, surf, kayac… Lo de que “las vacaciones están hechas para descansar” no va con el equipo de TwoNav, bien lo habéis visto en las fotos que hemos compartido con vosotros de nuestras andanzas de este verano. Ahora os toca a vosotros, pero sois más afortunados, porque el recuerdo de vuestras vacaciones…

¡OS PUEDE HACER GANAR UN TWONAV ULTRA!

El TwoNav Ultra es el más pequeño y versátil de nuestros dispositivos. Es el GPS más pequeño del mercado capaz de incluir mapas, una peculiaridad única para un GPS de muñeca, de la cual no podrás prescindir una vez la hayas probado. Las  9 horas de autonomía que ofrece en modo estándar aseguran salidas sin límite. Con él podrás disfrutar de la tecnología más avanzada en tu muñeca, tu bici o tu bolsillo. Su tamaño y su resistencia lo hacen ideal para tu deporte, ya sea trail running, mtb o senderismo.

Irresistible, ¿verdad? Pues participa, que es muy sencillo:

  1. Entra en nuestra página de facebook y hazte fan (si es que aún no lo eres)
  2. Cuelga, como comentario en el post del concurso, una foto de tus vacaciones. ¡Sé lo más original posible!
  3. ¡Compártelo!

Tienes para participar hasta el próximo jueves a las 20h. Ese mismo día a las 22h revelaremos el nombre del ganador, que se llevará un TwoNav Ultra para que lo acompañe a todas sus aventuras. ¡Suerte!

Noticias, Trail
Ragna debats y pere Aurell en la Pyrenees Stage Run

Ragna Debats y Pere Aurell a por la victoria en la Pyrenees Stage Run

Lo que llevamos de 2016 ha sido simplemente espectacular para nuestra embajadora, Ragna Debats, en lo que a su carrera deportiva se refiere. Su pareja sentimental y deportiva, nuestro también embajador Pere Aurell, lo ha pasado alejado de las carreras porque lo ha dedicado a preparar unas oposiciones. Tras el duro pero exitoso trabajo, nuestros atletas has decidido que no cerrarían el año sin volver a correr juntos, y para ello eligieron una carrera muy especial: la Pyrenees Stage Run. Y no podían estrenarse mejor: ¡han ganado las dos primeras etapas! Esperamos que nuestro TwoNav Ultra les guíe hasta la victoria final.

La Pyrenees Stage Run

El concepto de la Pyrennes Stage Run es el mismo que el de la Transalpine-Run u otras de las míticas carreras por etapas, como la Marathon de Sables o la Everest Trail Race, pero adaptado a las necesidades del territorio pirenaico y con los medios que puede permitirse un proyecto que acaba de nacer. El objetivo de la organización es poder ofrecer este formato de gran éxito aprovechando los espectaculares paisajes pirenaicos y haciendo que la carrera, a diferencia del resto, sea accesible tanto a nivel logístico como económico.Victoria de la 1ª etapa de la Pyrenees Stage Run para Pere Aurell y Ragna Debats

La Pyrenees Stage Run cuenta con 7 etapas que llevarán a los participantes de Ribes de Freser a Vielha, pasando por territorio andorrano en dos de ellas. Seguirá el mítico y espectacular GR11. Los corredores deberán seguir el recorrido con GPS para una mayor seguridad, aunque la organización ha llevado a cabo un balizaje tradicional con cintas y, por supuesto, está también el marcaje del propio GR.Una de las crestas de la Pyrenne Stage Run

El TwoNav Ultra en la muñeca de Ragna y Pere

Aunque solo se exige un GPS por equipo, tanto Ragna Debats como Pere Aurell participan con su propio Ultra. Este dispositivo será su gran aliado en la carrera: es el más pequeño del mercado capaz de incluir mapas, una peculiaridad única para un GPS de muñeca de la cual no podremos prescindir una vez la hayamos probado. Las  9 horas de autonomía que ofrece en modo estándar serán más que suficientes para Ragna y Pere a la hora de enfrentar etapas de entre 20 y 45km aunque elijan modos menos económicos, como por ejemplo mantener la pantalla encendida durante todo el recorrido. Y además, ¡sólo pesa 98gr con la batería incluida!Paisajes Pyrenees Stage Run

Deseamos la mayor suerte del mundo a nuestros atletas, aunque, viendo como han empezado, ¡mucha falta no les va ha hacer!

Alpinismo-montaña, Noticias
El ultra Trail Runner Joel Jaile, embajador de TwoNav

Joel Jaile, el amante de lo extremo

Corre carreras que superan los 700 km y en las condiciones más extremas imaginables. No bastándole, crea sus propios desafíos personales, aún más duros, si cabe. No es tarea fácil describir a alguien que encuentra la satisfacción donde otros encontrarían un infierno. Por eso, lo mejor es que sea el mismo Joel Jaile, uno de los mejores ultra trail runners del país y al que TwoNav tiene la satisfacción de acompañar, el que nos hable de él.

 

 ¿Quién es Joel Jaile?

Tengo 32 años, vivo en Bonmatí, Girona, y trabajo en la empresa familiar, Casademont, como responsable del área de ventas. Soy un enamorado de la montaña. Desde hace unos años me dedico a la ultra distancia: he participado en las carreras más largas y extremas del mundo y también he llevado a cabo mis propios retos personales. Me gusta hacer aquello que nunca antes se ha hecho.

 Nómbranos algunas de esas carreras y/o retos.

El año pasado, por ejemplo, gané la Goldsteig Ultrarace, que es la más larga Europa, con 670 km, y quedé 2º en la Yukon Artic Ultra, la más dura y fría del mundo: 730 Km y temperaturas que alcanzaron los 51º bajo cero. Precisamente el próximo de 3 marzo estreno una película documental sobre mi experiencia, durísima pero muy emotiva, en esta carrera. Se podrá ver en los cines Óscar de Girona.La experiencia de Joel Jaile en la Yukon Artic en la gran pantalla

También quedé 1º de mi categoría y 16º de la general en la Tor de Geants, la considerada la carrera de montaña más dura del mundo (he sido finisher en dos ocasiones más) y 2º en el Ultratrail Annapurna-Dolpo, entre otras cosas.

¿Qué te empujó a correr carreras tan bestias?

He vivido la montaña desde muy pequeño. Me atraía desde que tengo uso de razón y nunca me cansaba de caminar por ella, nunca. En cuanto fui lo bastante independiente, las excursiones fueron a más: pasaba, con algunos amigos, hasta dos semanas seguidas perdido en la naturaleza. Estas fueron mis primeras pequeñas aventuras. Siempre combiné esto con deportes de contacto, como el judo (desde muy pequeño) o el kick boxing (de más mayor, hasta que me centré sólo en las carreras).

A los 22 años me dio por probar la bici de montaña, pero tardé poco en ver que, a mí, lo que en realidad me gustaba, era lo que hacía de niño. Y volví a hacerlo, pero corriendo. De esto hace apenas 8 años.

Empecé a competir en trail haciendo una media maratón, la Olla de Núria, luego una maratón, Vall de Congost, y enseguida pasé a la distancia ultra.

 ¡El salto fue rapidísimo!

Sí, la larga distancia, además de ser lo que mejor se me da, es lo que más me recuerda a aquellas aventuras de juventud, las que me despertaron la pasión por la montaña. Supongo que inconscientemente he buscado esa misma sensación, que, llevada a mi edad y mi preparación, y sumada al gusto por la competición que descubrí en esta segunda etapa, desemboca en el ultra trail. Debe de ser por todo ello por lo que mis favoritas son las carreras más largas, más duras y de autosuficiencia.Joel Jaile sirviéndose de su Anima +

¿Qué te aporta actualmente el Ultra Trail? ¿Cuál es esa sensación? Actualizada, claro…

 Vivir la naturaleza desde dentro, formando parte de su juego, aporta algo difícil de explicar con palabras. Encuentro una fuerza y una inspiración que nunca en ningún otro lugar he sentido. Debe de ser por la pureza del aire, del agua y de cada roca que piso, una pureza de la que he aprendido a ser consciente constantemente. Si además añado a este cuadro el hecho de superarme a mí mismo a través de un esfuerzo desorbitado, la experiencia resulta casi mística.

 Has comentado que tus preferidas son las más extremas y de autosuficiencia. Para estas, el tema logístico debe de ser ya todo un reto.

Es muy complicado. Un pequeño fallo en los preparativos puede convertirse en un fracaso total: el abandono de la carrera o el reto, en el mejor de los casos, y poner en peligro la vida de uno, en el peor. Las carreras en las que cuentas con avituallamientos son algo más sencillas. En las que no, además del material adecuado, que debe de estar muy meditado, has de prever la comida y la hidratación –las sales- intentando reducir el peso al mínimo, pero sin cometer el gravísimo error de hacer corto. Eso sí, sabiendo a priori que, en retos del calibre de los que estamos hablando, vas a dormir y a comer muy poco.

Cada carrera, obviamente pide unos preparativos muy distintos. He hecho travesías por el desierto y he corrido en Alaska a 50º bajo cero: no tiene nada que ver lo que me he llevado a una y a la otra.Joel Jaile prefiere las carreras en condiciones de frío extremas

 Hay cosas que tienes que llevar en todas tus aventuras, como un GPS. Y lo sabemos de buena tinta.

Pues un buen GPS forma parte, ni más ni menos, de esa parte del material que te puede salvar la vida. Es simplemente indispensable, por razones obvias. Balizado o no, cualquier circuito en condiciones extremas exige llevar buen GPS que las soporte, en mi caso el Anima y el Ultra, para garantizar la seguridad.

Pero, además, para muchos retos, la preparación previa del recorrido ya es un gran trabajo. Como sabéis, además de las carreras, tengo varios desafíos personales. Este año serán la Transcatalunya, 350 km que unen todas las capitales catalanas corriendo sin paradas (no se ha hecho nunca antes) y la TransHimalaya, 1200 Km en autosuficiencia atravesando el Himalaya de punta a punta. Diseñar la ruta es algo que de estudiar muy bien porque, en gran parte, de ello depende el éxito del reto. Para hacerlo me sirvo del Land. Es un software muy profesional pero de uso bastante intuitivo, ¡me va de lujo! Actualmente estoy estudiando si pasaré por la zona del Nepal o del Tíbet.

 ¿El del Himalaya será tu objetivo principal en 2016?

En cada uno de los retos y carreras que me propongo salgo a dar el máximo de mí mismo, pero sin duda cruzar el Himalaya es uno de los que más ilusión me hace. Hace tiempo que me lo planteaba, pero como es tan enorme y tan difícil de planear, hasta ahora no había tomado forma real. Lo haré en noviembre. A la dificultad que supone la distancia, los 1200km, y la climatología, hay que sumarle el desnivel: ¡haré pasos de más de 6000 m de desnivel positivo!

En cuanto a las carreras, la que más ganas tengo de correr y hacer bien es la Transpyrenea, 900 km non stop que unirán el océano Atlántico con el mar Mediterráneo atravesando toda la cordillera pirenaica. La del 2016 será la 1ª edición y creo sería muy bonito estar ahí desde su nacimiento, porque es una carrera que promete mucho.

¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de entre todas tus aventuras?

Uf, me es prácticamente imposible elegir uno… En cada carrera o reto he vivido situaciones únicas que me han provocado sentimientos muy distintos. De la Transalpine Run, por ejemplo, guardo un recuerdo increíble. Es una carrera de 8 etapas por parejas. La corrí con un buen amigo y disfruté muchísimo del compañerismo que una prueba así despierta.

Otro ejemplo de muy distinta índole es el que viví en el Ultra Trail de Annapurna. Llegamos a 50º bajo cero y pasé dos noches temblando de frío, a 5500m de altura y rozando la temperatura límite de confort. El día siguiente a la segunda noche era mi cumpleaños, y todo empezó a ir mejor. La satisfacción de haber sobrevivido tras pasarlo tan mal, la de haber llegado a mi límite y haberme superado, fue demencial. Nunca he sentido algo igual.Joel Jaile practicando esquí de montaña con su TwoNav Ultra

Te hemos preguntado por el mejor recuerdo e íbamos a preguntarte por el más duro, ¡pero parece que son el mismo! Está claro que para ser ultra trailrunner hay que estar hecho de “otra pasta”… ¡Muchas gracias, Joel!

Alpinismo-montaña, Noticias

Rumbo a la Patagonia con Marc Toralles y TwoNav

Marc Toralles vive para, por y de la montaña. Ya es técnico deportivo de alta montaña y está cursando estudios para convertirse en técnico superior, en todo un sherpa. Aunque si, como dicen, la experiencia es un grado, su título lo tiene más que ganado a golpe de aventuras. La próxima será el ascenso al Cerro Torre, un pico insigne de la Patagonia. No es una partida ganada, pero TwoNav hará lo posible para ayudarlo a que, al final, lo sea.

Marc Toralles nació hace 33 años en Sant Cugat del Vallés. Ni su entorno familiar ni el geográfico le encauzaron hacia lo que es hoy su vida, sino que tuvo que ser totalmente independiente antes de descubrir la grandeza de las cimas. Eso ocurrió hace 10 años y sobre dos ruedas: él y su pareja querían hacer un viaje diferente y decidieron cruzar el Pirineo en mountain-bike. La conexión con los altos picos de la cordillera fue mágica, pero la dureza de la aventura considerable, quizás demasiado… Más que un viaje, lo que habían hecho era enfrentarse a un reto deportivo. Creyendo que el problema radicaba en el excesivo desnivel, decidieron atar las alforjas a su bicicleta y recorrer con lo puesto zonas naturales que, aunque lejanas, fueran más accesibles a pedales. Esta idea les llevó a lugares remotos de Islandia, Mongolia o la India, les llevó a acumular unas vivencias únicas, pero resultó ser la primera, la más cercana y además “fallida”, la que había hecho mella en Marc. Había quedado marcado por la pureza de las cumbres pirenaicas.

Tenía que volver a la montaña, a lo más alto, pero en condiciones. Esto fue a sus 25 años. Empezó con un curso de escalada, luego apuntándose a un club y después, viendo que su ambición iba más allá que cualquier propuesta que encontraba, reclutando a compañeros que quisieran seguirlo en su evolución como alpinista. Siempre compaginándolo con la escalada en roca, empezó con corredores de nieve y luego con rampas fáciles, de unos 50º o 60º de desnivel, que aún no pedían escalar. Luego fue incrementando la vertical hasta subir por cascadas de hielo. Cuando ya estuvo curtido, lo unió todo en paredes que implicaran escalada en roca, en nieve y en hielo. Y su entusiasmo seguía creciendo… El error de su primera escapada no fue la montaña, fue el no sentirla con sus propios pies y sus manos. Vuelta a recorrer el mundo, pero ahora sí, como alpinista.

El año pasado viajó a los Alpes con un compañero de afición, Bru Busom. Allí imaginaros una idea grandiosa: viajar a la Patagonia, un lugar referente en su deporte, sobre todo por la climatología adversa, para subir un pico emblemático, el Cero Torre, situado ya en pleno hielo patagónico. La idea pronto dejó de ser idea para pasar a ser plan, y ambos, Marc Toralles y Bru Busom, parten el viernes 20 de noviembre rumbo al continente americano para intentar, con el apoyo de TwoNav, una hazaña memorable.

Van muy preparados, pero el clima tendrá la última palabra. En aquella zona se puede estar un día a 0º centígrados y apenas notar una pequeña brisa y amanecer el siguiente a -20º y vientos de hasta 150 kms/hora. La aventura durará unos 4 o 5 días -deben de recorrer a pie los 40 kms que separan su campamento, situado en el Chaltén, de la base del Cero Torre, hacer cima y volver al campamento- pero prevén pasar allí entre un mes y un mes y medio, porque habrán de esperar una ventana de buen tiempo en las predicciones. Aun así, una predicción no deja de ser eso, sólo una predicción, y en el caso de que se gire una ventisca en contra de lo previsto sus TwoNav les serán vitales. Marc ha recorrido zonas muy remotas para las que la cartografía es muy difícil de conseguir o poco útil –en el hielo patagónico las grietas aparecen aleatoriamente y pueden exigir desvíos enormes-, por lo que está acostumbrado a trazar su propio track sobre ortofotos. Si no osaría emprender la ruta sin sus Twonav es porque, en caso de muy mal tiempo, puede que tengan que abortar el plan y deshacer lo recorrido, pero es común, con la ventisca, no ver a más de un palmo. En este caso extremo su vida podría depender de la posibilidad de deshacer el track ya grabado y en un tiempo ajustado. Cuentan hacer el tramo de aproximación con el Anima y el ascenso con el Ultra, porque será mucho más cómodo llevarlo en la muñeca a la hora de escalar. Obviamente llevarán baterías de repuesto y un pequeño cargador portátil.

Así pues, este gran reto de Marc también supone un reto para nosotros. Le seguiremos minuciosamente para, cuando el WiFi lo permita, seguir transmitiéndole todo nuestro apoyo. Y por supuesto haremos el seguimiento de esta gran aventura a través de nuestras redes sociales. Y es que, Marc, ¡estamos contigo!