Consejos básicos para los principiantes del ciclismo de montaña (I)

Consejos básicos para los principiantes del ciclismo de montaña (I)


Antes de empezar a practicar ciclismo de montaña es importante tener claro unos consejos básicos para evitar futuros problemas derivados de este deporte.

Iniciación y entrenamiento

Como toda actividad física, no podemos pretender iniciarnos al mountain bike a un ritmo demasiado elevado. Si no tenemos una condición física preparada y entrenada, lo mejor será ir progresando sin prisas para llegar a un estado de forma óptimo. Hemos de ser conscientes de nuestros límites físicos y no castigar el cuerpo de inicio.

Entrenamiento Mountain Bike

Lo bueno de esta actividad es realizar salidas a tu propio ritmo. Por la red encontrarás decenas de planes de entrenamiento casi personalizados para aplicarlos según tu nivel.

Prevención

Programa tu ruta antes de salir a pedalear y ten en cuenta la dificultad de la misma. Para evitar imprevistos de última hora, tómate tu tiempo y si eres principiante empieza por rutas de dificultad menor, caminos conocidos y moderados.

Accidente Mountain Bike

Intenta permanecer en un ritmo de pulsaciones estable y controlado (entre 120 y 150 pulsaciones).

Además, es aconsejable llevar una cadencia entre 70 y 90 rpm. Yendo a este ritmo evitaremos sobrecargar los músculos a la vez que incentivaremos una mejor recuperación y un mantenimiento correcto de las pulsaciones. Si vamos a menos cadencia significa que llevamos un desarrollo demasiado fuerte y estamos forzando mucho el cuerpo; lo que podría llegar a provocar lesiones musculares.

Si en la práctica del ejercicio notas sensación de fatiga, debilidad o pequeños desvanecimientos, no te fuerces y descansa. Si es necesario abandona la actividad para evitar males mayores.

Hidratación y alimentación

Como en todos los deportes, la hidratación es un aspecto fundamental; pero en el ciclismo de montaña este aspecto toma una importancia añadida. El mountain biking es un deporte aérobico, o lo que es lo mismo, durante su realización el organismo consume elevadas cantidades de oxígeno, glucosa (azúcar) y grasa. Además, al ser una actividad al aire libre, se pueden pasar largos períodos continuados expuestos al sol.

Por lo tanto, la hidratación asume un papel relevante. Lleva contigo siempre durante la actividad algún tipo de bidón o recipiente térmico con agua fresca o bebida isotónica. Hidrátate moderadamente durante el transcurso de la actividad. No es aconsejable beber grandes cantidades de líquido de golpe. Si estás bien hidratado tendrás más posibilidades de evitar las temibles rampas.

Hidratación Ciclismo

Aproximadamente una hora antes de salir, y para evitar problemas digestivos, toma alimentos ricos en hidratos de carbono y fruta. Si sales por la mañana, desayuna bien pero evita los alimentos copiosos o de difícil digestión. Durante la actividad puedes llevar tentempiés, tales como barritas energéticas, plátanos o azúcares que te pueden ayudar a recuperar energías.

La segunda parte… (próximamente)

Share this Story
Load More Related Articles

Facebook Comments

Newsletter

Facebook