Consejos básicos para los principiantes del ciclismo de montaña (II)

Consejos básicos para los principiantes del ciclismo de montaña (II)


Siguiendo el hilo del primer post en el que hablábamos sobre pequeños consejos en la iniciación del ciclismo de montaña, seguimos con otros campos hay que tener en cuenta:

Material de bicicleta de montaña

Material

La elección del material es un punto clave para desarrollar en buenas condiciones el ciclismo de montaña. No hace falta hacer una gran inversión económica ya que podemos ir adquiriendo poco a poco los productos específicos a medida que subimos nuestro nivel de experiencia y nos encontremos con problemas que requieran un accesorio. Lo ideal es que el usuario vaya dándose cuenta él mismo de lo que realmente necesita. En caso que nuestra afición vaya creciendo, iremos detectando qué materiales nos faltan.

Es importante valorar las características técnicas de cada producto y elegir bien el modelo que necesitamos, siendo importante valorar la calidad-precio.

En Marcha

Una vez encima la bici, debemos tener en cuenta que las primeras veces deberemos adaptarnos a la posición que implica el pedaleo.

Los puntos de contacto con la bici son el manillar y el sillín, éstos serán los puntos que más sufrirán en los primeros días. Para evitar las típicas rozaduras en las ingles se recomiendo montar un sillín blando o incluso sillines de gel. También es recomendable disponer de un “cullotede ciclista que viene equipado con espuma antibacteriana para relajar esta zona que puede estar en contacto durante horas. El contacto con el manillar no es tan problemático pero es importante tenerlo controlado, puede usar guantes para coger con más firmeza los cuernos de la bici.

Durante el ejercicio debemos mantener una posición corporal que distribuya el peso equilibradamente. En caso de no hacerlo, corremos el riego de apoyar demasiado alguna zona del cuerpo lo que implicaría problemas de circulación y hormigueos. Aunque parezca lo contrario, la espalda sufre menos de lo que parece, eso no significa que no tengamos cuidado para evitar castigarla en exceso adaptándonos correctamente a los accidentes geográficos que el terreno pueda presentar. Podemos prevenir y esquivar estas irregularidades del suelo o levantar un poco el sillín y hacer que las piernas actúen como suspensión.

Ciclismo montaña con llúvia

Cuando las condiciones meteorológicas son adversas (lluvia, nieve, niebla, viento…) hay que extremar las precauciones para evitar posibles accidentes. Se recomienda llevar un teléfono móvil o GPS, especialmente cuando se sale sólo, para evitar perder-se o en caso de accidente o problema técnico poder pedir auxilio.

Ciclismo por ciudad

Cuando circulamos por tramos de ciudad o carreteras transitadas debemos extremar las precauciones y adaptarnos a la circulación de este tipo de vías. La mejor manera de circular es respetar a todos los tipos de vehículos. No obstante, es evidente que nuestro vehículo es mucho más vulnerable que vehículos de más tamaño y más peso. Por lo tanto, hay que estar con los ojos abiertos y ser precavidos.

Share this Story
Load More Related Articles

Facebook Comments

Newsletter

Facebook