Tutoriales Land
Os presentamos una nueva e interantsísima función del Land 8

¿Sabías que Land 8… te permite utilizar la información de un mapa vectorial para crear un track automáticamente?

¡Tercera edición de nuestra sección “Sabías que Land 8”! Siguiendo la misma línea que en las semanas anteriores, os traemos una funcionalidad tan práctica como sencilla y, hasta ahora, por muchos desconocida: cómo aprovechar la información de un mapa vectorial para crear automáticamente un track. ¡Disfrutadlo!

El nuevo Land 8 te permitirá utilizar la información disponible en un mapa vectorial para crear automáticamente un track. Es una función muy sencilla, pero, para hacerla posible, el mapa vectorial sobre el que trabajemos debe ser “rutable”, es decir, disponer de información de red que se pueda usar para el cálculo automático de rutas. Los mapas mapas OSM y TomTom de TwoNav, por ejemplo, son mapas “rutables”, así que nos vendrán a la perfección crear tracks más fácilmente.

Para crear un track seguiremos estos pasos:

  1.  En la ventana de mapa, abriremos el menú contextual en la ubicación exacta en la que deseemos crear la nueva referencia.
  2.  Seleccionaremos ‘Nuevo > Empezar track aquí’. El primer punto del track se creará en esa posición.
  3.  En el editor vectorial, pulsaremos ‘FastTrack’.boton activar fasttrack (1)
  4. A continuación visualizaremos unas flechas en cada intersección. Cada flecha indica una dirección a elegir, seleccionaremos qué camino deseamos seguir en cada intersección. elegir dirección en intersección 1
  5. Repetiremos la misma acción en cada intersección hasta llegar a destino.elegir dirección en intersección 2
  6. También es posible dibujar el track entero de una sola vez pulsando la tecla ‘Controla la vez que seleccionamos el destino. Land 8 calculará la ruta más rápida y generará todo el track desde tu posición actual hasta el destino seleccionado.

de una sola vez 1

de una sola vez 2 (1) 7. Una vez finalizado, pulse ‘Cerrar edición’.

Recuerda que puedes poner todo la aprendido a la práctica descargándote AQUÍ el nuevo Land 8 de forma gratuita durante 30 días.

Noticias, Tutoriales Land
Presentamos la segunda edición de la sección "Sabías que Land 8"

¿Sabías que Land 8… te permite crear tus propios mapas de áreas personalizadas?

Tras una primera y exitosa primera edición, seguimos hoy con nuestra sección “Sabías que Land 8…” presentándoos una función muy útil y muy importante: cómo crear tu propio mapa personalizado de un área concreta con el nuevo Land 8. Además de práctica, ¡es una función sencillísima!

La creación del mapa de un área concreta con Land 8 se puede llevar a cabo a partir de cualquier mapa que no tenga copyright. Sin embargo, con los online es especialmente útil, porque son mapas muy grandes que nos dan muchas posibilidades a la hora de elegir la zona que necesitemos. Land 8 ofrece una selección de mapas online de diferentes países y tipos (topo, orto, OSM…) que os abre un abanico de posibilidades enorme.

Los pasos para la creación de tu mapa personalizado son los siguientes:
1- Abre el mapa online (o cualquiera otro mapa ráster que no tenga copyright)

1 land

2- Activa la herramienta de selección.

2_activar herramienta seleccion

3- Selecciona el área y haz click sobre “Crear nuevo mapa para esta área”.

3_Seleccionar area y crear mapa
4- Si tienes archivos como waypoints, rutas o tracks cargados, puedes elegir si quieres que queden sobreimpresos en el mapa resultante.

4_ dejar waypoints o tracks sobreimpresos
5- Da nombre y elige el formato (recomendamos rmap, por sus prestaciones y compatibilidad con todas las plataformas).5_Nombre y format Rmap
6- Espera (puede tardar horas si has elegido una área muy grande).6_Creacion
7- ¡Ya tienes un nuevo mapa nuevo que no necesita conexión para funcionar y que puedes cargar en tu TwoNav!

7_Resultado

Y recuerda que puedes llevar todo lo aprendido a la práctica descargándote AQUÍ el Land 8 de forma gratuita durante 30 días.

MTB, Noticias
Rutabike grabando la Transagrantábrica

CÓMO PREPARAR LA TRANSCANTÁBRICA, UNA TRAVESÍA MÁGICA

Si os gusta la BTT y buscáis una aventura inolvidable para las próximas vacaciones, estáis en el lugar adecuado. Nuestros compañeros de Rutabike, que hace poco os presentamos, han salido con su Anima+ a grabar una travesía que todo amante de la bici de montaña debería hacer algún día: la espectacular Transcantábrica. En este artículo nos explican su aventura pero, además, nos dan todas las claves para preparar a la perfección esta y cualquier otra travesía.

LA TRANSCANTÁBRICA, UNA TRAVESÍA MÁGICA

La Transcantábrica es una travesía de 600 km de pistas forestales, caminos rurales de montaña y trialeras que recorren la geografía más agreste y salvaje de la naturaleza peninsular. Fue publicada en 2009 por Juanjo Alonso en una guía de Desnivel Ediciones. Completar este recorrido en BTT no es sólo una aventura deportiva sino que, principalmente, es un viaje por paisajes extraordinarios, pueblos que conservan la esencia de viejos estilos de vida y un reto para cualquier amante de la bicicleta y de la montaña. Eso sí, hay que estar preparado física y mentalmente, ya que algunas etapas son muy exigentes y, a pesar de la belleza del paisaje, la fuerza física nos puede desfallecer.

Nuestro punto de salida fue Piedrafita do Cebreiro, en la provincia de Lugo. Atravesamos por Asturias y León hasta llegar a Cantabria, en la ciudad de Reinosa, punto final de nuestra travesía. Hacer la cordillera Transcantábrica en bicicleta y con las alforjas, sin ningún tipo de asistencia, es una experiencia donde se mezclan multitud de sentimientos y de sensaciones, desde la impotencia provocada por el cansancio y por la dureza de algunas etapas (son 13 en total), hasta la alegría y la satisfacción de haber conseguido un objetivo que sin el esfuerzo y la perseverancia habría sido mucho más difícil. Este viaje fue, sin duda, mágico, no sólo por los paisajes que la naturaleza nos brindaba, sino también por haberlo hecho con la mejor de las compañías.
Rutabike grabando la Transagrantábrica

CÓMO NOS PREPARAMOS PARA LA TRANSKA

Land y mapas de TwoNav

La dificultad de la Transka hacía que fuera totalmente IMPRESCINDIBLE complementar la guía con el uso de un GPS, para no perder tiempo con posibles problemas de orientación en tramos complicados o, por ejemplo, con niebla, muy habituales en la cordillera. Nuestra prioridad era llegar cada día al destino fijado sin contratiempos de orientación, disfrutando del viaje y sin perder tiempo buscando caminos.

Analizamos el trayecto: Primero, identificamos sobre el mapa en papel los puntos de paso de cada etapa para tener una primera impresión del recorrido.

Dibujamos los tracks de la propuesta: Para esta tarea trabajamos con el software de TwoNav, el Land, cuya versatilidad nos ofrecía las garantías precisas para trazar sobre un mapa digital todo el trayecto. En primer lugar buscamos el mapa más adecuado. Luego marcamos todas las coordenadas UTM que proponía la guía a modo de geocachés que podíamos posteriomente introducir en el Anima +. Con este paso ya teníamos una secuencia o línea de puntos digital y real que nos daban una aproximación del trazado. Posteriormente identificamos y marcamos como coordenadas en el mapa digital pueblos, collados y otros elementos del territorio citados en la guía, pero de los que no teníamos datos de las coordenadas UTM. Cada vez el cerco se estrechaba más y la línea era más precisa. Sólo nos quedaba dibujar el camino exacto entre cada punto. En los tramos en que la cartografía digital o física no mostraba el camino a seguir, recurrimos a Google Earth para intentar identificarlo. Evidentemente no siempre fue posible (la resolución de Google Earth en muchos casos no era suficiente para precisar el camino con exactitud). Esto añadió un plus de aventura y riesgo, pero teníamos suficiente información para cargar en el Anima +. Al mismo tiempo marcamos en el mapa digital el inicio y final de los tramos imprecisos y también dibujamos posibles alternativas en caso de no encontrar el camino exacto.

Decidimos introducir algunos cambios en la travesía: Modificamos las dos primeras etapas, ya que a nivel logístico nos era más fácil empezar en O Cebreiro que en Boluta, donde propone el autor de la guía. Dibujamos con el Land la variante que nos enlazaba con la travesía original. También, debido al peso de las alforjas, acortamos las etapas y diseñamos variantes en tramos que no teníamos claro poder realizar en una sola jornada y en los que no había sitios para pernoctar.

Marcamos en el mapa las coordenadas de puntos de interés: Con la ayuda del Land, nos marcamos los alojamientos donde dormiríamos, los pueblos cercanos a la travesía, por si en un momento dado necesitábamos escaparnos del trayecto original, y los centros de interés.

Ya teníamos los tracks virtuales de cada etapa que nos dieron la información aproximada de distancias, desniveles, tramos de senderos y su longitud, etc., para hacernos una idea del tiempo que podríamos emplear en la realización de cada etapa echa a nuestra medida.

Rutabike grabando la Transagrantábrica

LOGÍSTICA

Land, mapas de TwoNav y Anima+

Lugar de inicio y de llegada: Una vez diseñada nuestra propia versión de la travesía pero siguiendo prácticamente siempre el trazado original propuesto por el autor de la guía, nos ocupamos de cómo llegar al punto de inicio y cómo volver. Decidimos que iríamos en coche de Barcelona a Palencia, con buena comunicación ferroviaria con Reinosa, final de nuestra travesía, y dejaríamos el coche allí. Cargamos las coordenadas de la estación de tren de Reinosa en el Anima +, para quenos llevara aprovechando la función que lo convierte en un navegador para coche.

Detalles finales: Buscamos los alojamientos e hicimos las llamadas oportunas para formalizar las reservas. También decidimos marcar pueblos fuera de la ruta para tener vías de escape en caso que surgieran problemas. Reseguimos sobre los mapas en papel con rotulador fluorescente todo el trayecto. Los mapas convencionales, aunque vayas con GPS, son de gran utilidad e imprescindibles en una travesía, porque te ayudan a ubicar tu posición respecto al territorio y, consecuentemente, identificar todos los elementos del paisaje: pueblos, collados, sierras, etc.

Equipaje: Preparamos el equipaje imprescindible para ir lo más ligeros posible: kit mínimo de reparación para averías frecuentes, una muda de bicicleta, una muda de ropa limpia, un calzado ligero para final de etapa, un prenda de abrigo y poca cosa más. También una cámara ligera para tomar fotografías y su cargador. Para el Anima + no hace falta llevar batería de repuesto, ya que tiene suficiente autonomía para una jornada y, en caso extremo, se puede poner en posición de mínimo consumo para alargar la autonomía; tan sólo con el cargador es suficiente.

Preparación del Anima+: Cargamos todo los archivos producidos con el software de Land en el Anima+:
• Tracks de cada etapa y las posibles variantes o alternativas como vía de escape en caso de complicaciones: mal tiempo, problemas de orientación, fatiga etc.
• Waipoints de centros de interés, alojamientos, inicio y final de tramos que no teníamos claros para poder navegarlos en caso de no encontrar el camino, pueblos fuera de la ruta…
• Mapas digitales que nos podían ayudar en la travesía

Rutabike grabando la Transagrantábrica

EJECUCIÓN

Anima+

Experiencias en las que el Anima+ fue de gran ayuda durante la travesía:

En Rutabike, como clásicos viajeros que somos, no concebimos las travesías sin llevar encima la cartografía tradicional de una gran extensión de territorio que desconoces. Pero sería una error no aprovechar las ventajas que ofrece el GPS, al igual que lo sería viajar sólo con el navegador sin los mapas. Cualquier viajero que prepara una travesía por territorio desconocido lleva consigo al final del proceso de elaboración un mapa mental de lo que se va a encontrar. El Anima+ te ayuda a corroborar el trayecto que ya has imaginado y te evita consultar el mapa cada vez que tienes dudas hacia donde orientar tus pasos. La aventura no consiste en viajar solamente siguiendo un trazado en la pantalla digital y esperar a ver qué pasa, atravesar montañas implica un cierto conocimiento del territorio, aunque sea virtual. La cartografía te ayuda a identificar el entorno: cimas, valles, collados por los que has de pasar, y el Anima+ te dibuja el camino exacto. Y si se quiere viajar con el sistema de orientación clásica, siempre te queda el recurso de apagarlo o usarlo sólo como brújula. Pero hay que tener en cuenta que hay momentos en los que la ayuda de un buen navegador se hace imprescindible: te puede sacar con eficiencia de situaciones problemáticas o comprometidas.

En la cordillera cantábrica se crean con facilidad situaciones de abundante niebla. La imposibilidad de ver más allá de tus narices siembra en cada cruce un mar de dudas. En estas situaciones los tracks cargados con la ruta o las variaciones de la misma simplifican de forma considerable los riesgos. Nos pasó en las últimas etapas de la travesía, tuvimos dos días de lluvia y niebla persistente y era imposible orientarse. En la primera , Anima + nos ayudó a encontrar una alternativa por cotas más bajas, dado que era arriesgado hacerlo por los pasos elevados; y en la segunda, nos marcó el camino a seguir durante todo el trayecto, que prácticamente hicimos envueltos en una densa niebla que no nos dejaba ser conscientes de por dónde ni hacia dónde pedaleábamos. En otra ocasión, la etapa discurría por senderos de alta montaña que se confundían fácilmente con los caminos trazados por el ganado que suele pastorear en las altas cumbres o que quedaban ocultos por la vegetación. Podíamos ver el punto hacia el que nos dirigíamos pero no el camino exacto para llegar. El track, aunque sea virtual, te indica el camino óptimo a seguir. Si además el track es de un viajero que lo ha hecho ya, no te permite albergar ninguna duda de por dónde seguir.

También hubo una etapa donde la imposibilidad de encontrar el camino propuesto en la guía nos obligó, después de varias horas intentándolo y con la consiguiente fatiga física y mental que nos dejó momentáneamente bloqueados, a variar nuestra ruta dando un rodeo, que aunque más largo nos ayudó a superar ese tramo con solvencia.

Hay muchas más funciones que puedes aprovechar de un GPS, pero, por ejemplo, ¿a quién no le interesa saber mínimamente conocer un resumen de los datos de cada etapa, como desniveles acumulados, distancias y tiempos empleados en hacerlas, tres datos básicos de los muchos que puedes tener en un Anima+?

Rutabike grabando la Transagrantábrica

 

Noticias, Producto
maillot TwoNav Oficial Freedom to Discover

Novedades en la tienda Online TwoNav

Empezamos la semana con novedades en la tienda online TwoNav. Si todavía no habéis descubierto nuestra amplia gama de productos, (GPS, mapas, accesorios, software…) os invitamos a echar un vistazo. ¡Os sorprenderá!

Nuevo puntero: pensado para utilizar cualquier dispositivo GPS TwoNav en cualquier condición, este accesorio asocia manejabilidad y ergonomía.Puntero para pantallas de dispositivos GPS
DESCUBRIR EL PUNTERO TWONAV

Muchos nos lo habéis pedido… ¡Aquí está! Por fin el maillot de bici TwoNav está a la venta en nuestra tienda online. 100% poliester, con 3 bolsillos y un diseño único, esta pieza es un clásico de cualquier enamorado de la marca.maillot TwoNav oficial
DESCUBRIR EL MAILLOT TWONAV

Una nueva serie de mapas está disponible. En el catálogo ya muy extenso de TwoNav, aparecen nuevos mapas entre cuales algunos del Pirineo, Tarragona y Vilafranca del Penedès.

Nuevos mapas pirineo en TwoNav.com
DESCUBRIR NUESTROS MAPAS TWONAV

Ciclismo carretera, Noticias

Carlos Mazón participará en la Transcontinental 2016 con TwoNav

A sus 29 años recién cumplidos, Carlos Mazón ha acumulado más aventuras que muchos en toda una vida. Este recorrido tan pequeño en tiempo como grande en experiencias podría haberlo dotado de una cierta pedantería, conocedor de mundo que es, pero, sorprendentemente, su entusiasmo es el de un niño y su sencillez conmovedora. Ha sido irresistible para TwoNav el decidir apoyarlo en un 2016 cuyo calendario ya ha llenado de sueños por cumplir.

 

Quién es Carlos Mazón y en qué consiste Biziosona

Carlos Mazón es ingeniero mecánico y fotógrafo, natural de Bilbao y amante -o “militante”- de la bicicleta como medio de transporte. En su foto de presentación de Facebook lo vemos sobre su sencillísima bicicleta de carretera, por la que no habrá pagado más de 300 o 400 euros, unas clásicas zapatillas streetwear, el casco ligeramente “echado” hacia atrás sobre una visera algo retro, ropa de calle y gafas de pasta. Una carta de presentación casi del todo normal. Sería la imagen del típico ciclista urbano si no fuera por las alforjas enganchadas a su portamaletas; sería el típico ciclista urbano si se hubiera dedicado a descubrir en bici su ciudad, y no medio mundo, de esa misma guisa y con lo puesto. Su proyecto se llama “Biziosona”, un juego de palabras que funciona en Euskera porque puede traducirse como “bici muy buena” y “vida muy buena”, y no se trata más que de sus ganas de recorrer el mundo y de que su experiencia, todo lo aprendido y vivido, sirva no sólo para un enriquecimiento propio, sino para el de todos los que le rodean -en su blog termina su presentación animando a que le preguntemos sobre mecánica, viajes, bicicletas…-.

El nacimiento de una pasión

Empezó a andar en bici a la edad de 20 años y con el simple afán de moverse por su ciudad de una forma sostenible, de aportar su pequeño granito de arena en convertir su Bilbao natal en una ciudad más amable. Pero cuando un espíritu aventurero y vehemente acaricia por primera vez lo que será su verdadera pasión, ya no hay quien lo pare. Bilbao se le quedó pequeño y se lanzó a descubrir, sobre su montura de dos ruedas, los pueblos de los alrededores. Disfrutaba como un loco. Cada vez fue ampliando más sus horizontes y, naturalmente, su preparación física, que la técnica, siempre que cumpliera un mínimo, nunca estuvo entre sus prioridades. En 2011 realizó su primer viaje fuera de España: nada menos que 3300 km por Europa, pasando por Bélgica, Francia y Alemania, visitando pequeños pueblos y las principales ciudades centroeuropeas. A esta gran aventura le siguieron tantas como tiempo libre conseguía. Buscó carreras de grandes distancias que le llevaron a seguir recorriendo el continente- como la Transpirenaica o las Mil millas de Vitoria, de la que salió victorioso- y este año, incluso, a cruzar el atlántico: completó la Trans Am Bike Race, que consiste en atravesar los Estados Unidos de costa a costa -6850km-, sin asistencia, buscándose la vida y durmiendo a la intemperie. ¡Y llegó en segunda posición! Este currículum a las espaladas no es más que un principio, porque no tiene ninguna intención de parar.

Proyectos para el 2016: la Transcontinental

Tiene varias aventuras previstas, como recorrer la península haciendo la diagonal que va de Bilbao a Algeciras y volver a remontar, pero desde Almería, o la Atlantic Wild Way, 2200km por Irlanda en modo autosuficiencia. Pero su gran y más ansiado proyecto para el año a venir es la Transcontinental, cuyo recorrido reproduce la histórica conexión entre Europa y Asia Occidental a través de las carreteras con mayor altitud del mundo. El pistoletazo de salida se dará el 31 de julio en Capelmuur, Bélgica, y a partir de entonces los participantes deberán de recorrer 3850 km, con 52.000 metros de desnivel positivo acumulado,  para terminar en Troya, Turquía. A diferencia de la Transamericana, que consiste en una ruta única, la misma para todos, los participantes de la Transcontinental tendrán que buscar su propio recorrido, el que más les convenga, y sólo están obligados a pasar por los puntos de control repartidos en 4 puntos estratégicos del mismo. Tampoco contarán durante ningún tipo de asistencia durante la carrera.

Cómo se está preparando

Su preparación para la Transcontinental empieza desde ya. Hará unos tres meses de trabajo base –kilómetro y más kilómetros- e irá después añadiendo algo de trabajo de fuerza. Pese a que no parece un entrenamiento demasiado técnico por ser de resistencia pura y dura, se pueden cometer muchos errores, y, por eso, por primera vez contará con un entrenador. Antes hacía tiradas larguísimas, de hasta 300 km. Ahora tiene previsto recortar las distancias lo suficiente como para entrenar lo mismo pero gastando menos. Como él asegura “está aprendiendo”.

Carlos dice no ser demasiado rápido. Si le gusta este tipo de carreras es porque exigen mucho más que una buena preparación física: piden saber de mecánica, apañarse con la orientación, estar dispuesto a asumir la falta de sueño, comer mal… En resumen, requieren una fuerza mental y un carácter aventurero para los que de poco sirve el entrenamiento: han de venir de serie en la persona.

Qué Twonav llevará y en qué le ayudará

Haciendo honor a su carácter confiado y entrañablemente despreocupado, Calos Mazón debió de ser uno de los pocos que se atrevió a enfrentarse la Transamericana sin llevar GPS. Aunque se trataba de un recorrido único que no debía de sufrir modificaciones, se perdió unas tres o cuatro veces, siempre de noche, a causa de la escasa visibilidad.

Pero las diferencias que la Trascontinental presenta frente a la Trans Am harán que su Anima+ le será vital. Y no solo el Anima+, también el Land. Como hemos comentado anteriormente, esta carrera es totalmente libre siempre que se respeten los 4 puntos de control, así que exige un trabajo previo considerable de trazado de tracks. Además de marcarse la ruta a seguir, deberá de prever un plan B, es decir, una serie de tracks alternativos por si encontrara imprevistos en el recorrido, como cortes de carretera, obras, etc.

Una vez lanzado a la aventura, su Anima+ será su gran aliado, el compañero de fatigas que lo guiará desde Capelmuur hasta Troya.

 

Al equipo TwoNav nos enorgullece enormemente apoyar a Carlos Mazón, un personaje tan afable como valiente y aventurero, y esperamos ilusionados la llegada del mes de julio para compartir con él la gran aventura que promete ser la Transcontinental.

 

Noticias, Producto

BLACK FRIDAY: -20% en Mapas

En TwoNav queremos ofrecerte lo mejor cuando quieres adquirir alguno de nuestros productos.

¿Te gusta comprar desde casa?

¿Compras a última hora?

En TwoNav.com estamos abiertos las 24h, ¡y ahora al mejor precio!

Desde las 0:00h de hoy y durante todo el fin de semana podrás comprar todos los mapas con un 20% de descuento. ¡Nuestra tienda online nunca cierra!

Hazte ya con los mejores mapas y siente la libertad de conocer rincones de todo el mundo.

¿A qué esperas?

 COMPRAR

Ciclismo carretera, MTB

Jaume Caró y Silvia Hurtado, el tándem perfecto del equipo TwoNav

No son profesionales y nunca pretendieron serlo. Jaume Caró y Silvia Hurtado, ciclistas TwoNav, lo tienen muy claro: el deporte les aporta aventuras, diversión, salud y, además en su caso, un punto de unión que solidifica la relación familiar, pues son pareja deportiva y sentimental. No le pueden pedir más. Los notables resultados son sólo un plus que, aunque valoran, no les preocupa ni lo más mínimo.

Apenas hay deporte outdoor que, entre los dos, no hayan tocado. Jaume empezó algo más tarde que Silvia, porque, al criarse en una familia no demasiado vinculada a este mundo, se tuvo que hacer solo como deportista, y, obviamente, eso exigía alcanzar cierta edad. De muy pequeño probó el BMX y el fútbol, pero se quedó con el segundo, no por una preferencia, simplemente porque era la actividad extraescolar más común y, sobre todo, porque no pedía largos desplazamientos. La bici no volvió a su vida hasta aproximadamente sus 18 años y por azar, o, quién sabe, por destino: un conocido banco le regaló una mountain-bike en aquella época en la que los sorteos de bicicletas todo terreno estaban a la orden del día. A partir de ahí, empezaron los paseos, las pedaladas populares, las tiradas largas…; en resumen, la adicción a la bicicleta de montaña y no sólo a ella: aunque era su actividad principal y favorita, también entró pisando fuerte en el mundo de los raids de aventuras. Gracias a ellos –y a un amigo común- conoció a Silvia. Sabía que ella estaba muy fuerte, sobre todo en bici, y los resultados lo corroboraron: como pareja mixta apenas había podio que se les resistiera, tanto en raids como en duatlón de montaña. Eran un tándem perfecto en el deporte y empezaban a serlo en la vida.

Se encontraron en un punto común cerca de la treintena, pero el recorrido de Silvia hasta entonces había sido muy distinto al de Jaume: ella sí que creció rodeada y educada en el deporte. Probó el tennis, el judo y la natación, se atrevió con la carrera a pie por asfalto y por montaña, compitió en raids y duatlón de montaña, incluso finalizó un half ironman. El destacar nunca estuvo entre sus ambiciones. Como Jaume –y desde entonces con él- lo que siempre ha querido y ha hecho es disfrutar. Como el talento no entiende de intenciones, aun así sus resultados fueron y son más que relevantes: entre otros grandes puestos y marcas, se encuentra en el top ten de la Quebrantahuesos general femenina y terminó 2ª clasificada en la Barcelona-Perpignan-Barcelona. También Jaume, por su lado, ha destacado en carreras tan importantes como la Titan Desert, en la que quedó 16º de la general en 2008, o la Iron Bike, en la que fue séptimo tres años atrás.

Una vez fueron padres, su clara prioridad por la familia hizo que su carrera deportiva tuviera que verse recortada en tiempo y, por tanto, también en diversidad. En contra de lo que imaginaron, esto no perjudicó a los resultados, que hoy siguen siendo más que destacables gracias quizás a esta obligada especialización. Ambos han elegido categóricamente la bicicleta, pero mientras que Jaume tiene un claro favoritismo por las carreras de orientación en mountan-bike, Silvia se ha decantado por el cicloturismo.

TwoNav hemos acompañado a estos grandes deportistas durante la temporada que ahora toca a su fin y nos aseguran que hemos sido de gran ayuda. Por un lado, en competición, la “fiabilidad y precisión de los tracks y mapas de nuestros Anima+ y, especialmente, la duración de la batería, nos ha aportado la seguridad y la tranquilidad necesaria para centrarnos en la carrera”, asegura Silvia. Pero sus Anima+ también les son unos aliado en los entrenamientos gracias, en parte, a la tecnología ANT+: “podemos controlar distancias, altitudes, cadencia, frecuencia cardíaca, recorridos y comparar con otros entrenamientos similares para evaluar el nivel de preparación”.

Esta aportación es recíproca: además de los muy buenos resultados que han ido obteniendo este año, ofrecen a TwoNav una valor añadido: unos humildes principios que nos enorgullecen, una forma de entender el deporte con la que no podemos más que coincidir y que nos resumen perfectamente en esta frase: “Más que retos deportivos, lo que queremos vivir son aventuras”. Por eso volveremos a estar con ellos este año y por eso estamos seguros que seguirán dando mucho que hablar. Los seguiremos de cerca en un calendario extenso, variado y “sin manías”, basado más en la belleza de la carrera que en caché. Porque siendo así, seguro que acumularán interesantes vivencias que nos inspirarán a todos.

¡Mucha suerte a los dos para la temporada 2016!